Mundo

Detectan incongruencias en documentos judiciales del caso Ferguson

Una revisión a miles de páginas de los documentos que estudió el jurado investigador reveló que las declaraciones de testigos hechas durante la investigación del tiroteo eran incongruentes, inventadas o posiblemente equivocadas.
AP
26 noviembre 2014 21:2 Última actualización 26 noviembre 2014 22:13
Ferguson. (Reuters)

El que el oficial Darren Wilson no fuera enjuiciado por la muerte de Michael Brown desató la ira en Ferguson. (Reuters)

FERGUSON.— Algunos testigos dijeron que Michael Brown recibió disparos en la espalda. Otro declaró que estaba bocabajo cuando el oficial Darren Wilson terminó de matarlo. Otros más reconocen haber cambiado sus historias para que concordaran con detalles publicados sobre la autopsia, o admitieron no haber visto el tiroteo.

Una revisión que hizo The Associated Press a miles de páginas de los documentos que estudió el jurado investigador reveló numerosos ejemplos de declaraciones hechas durante la indagatoria del tiroteo que eran incongruentes, inventadas o posiblemente equivocadas. Los fiscales expusieron estas inconsistencias ante los jurados, lo que posiblemente influyó en su decisión de no levantar cargos penales a Wilson por la muerte de Brown.

Bob McCulloch, fiscal del condado de Saint Louis, dijo que el jurado investigador tuvo que escuchar testimonios que entraban en conflicto con la evidencia física y declaraciones contradictorias de testigos mientras decidían si el oficial debía ser procesado.

"Muchos testigos de la balacera de Michael Brown hicieron declaraciones incongruentes con otros testimonios que dieron y que también contradecían la evidencia física. Algunas veces eran completamente refutados por la evidencia física", dijo McCulloch.

La decisión del lunes de no acusar a Wilson de ningún delito desató violentas protestas en el suburbio de Ferguson y en el resto del país, porque muchas personas aseguran que un joven negro desarmado fue abatido a tiros cuando ya se había rendido pacíficamente ante el policía blanco. Tras la muerte de Brown, en agosto, han seguido meses de tensiones en esta ciudad de mayoría negra y algunos detalles se han entrelazado con lo que muchos ven como un abuso de poder y un símbolo de la desigualdad racial en Estados Unidos.

El seguimiento de la prensa al incidente también llegó hasta el jurado. Antes de que algunos testigos declararan, los fiscales mostraron a los jurados videos de las mismas personas haciendo comentarios por televisión. Sus incongruencias comenzaron casi inmediatamente después de la balacera, de personas en el vecindario, del amigo que caminaba con Brown durante el incidente e incluso de una mujer que las autoridades indicaron que posiblemente no estuvo en el lugar en ese momento.

Los jurados también escucharon versiones encontradas del oficial Wilson y de Dorian Johnson, quien iba con Brown el día del enfrentamiento. Johnson dijo que el policía provocó el altercado, mientras que Wilson declaró que Brown fue el agresor.

Pero Johnson también dijo en televisión, en un video transmitido para el jurado instructor, que Wilson disparó al menos una vez contra Brown mientras éste corría. "Le dio a mi amigo en la espalda".

La evidencia física mostró que Brown no recibió un disparo en la espalda.

Johnson hizo una variación al mismo relato al declarar ante el jurado, diciendo que el disparo hizo que el cuerpo de Brown "tuviera una especie de sacudida, no hacia donde pensé que le habían disparado en la espalda, pero supe, tal vez pudo haberlo rozado, pero definitivamente tuvo una especie de tirón".

RELATOS DE OTROS TESTIGOS ESTABAN EQUIVOCADOS

Una mujer que dijo haber estado fumando un cigarrillo con un amigo cerca de ahí aseveró haber visto a un segundo policía en el asiento de pasajeros de la patrulla de Wilson. Cuando fue cuestionada por un abogado, dijo que el oficial era blanco "de mediana edad o joven" y vestía uniforme. La mujer dijo estar segura de que había un segundo agente, aunque no lo había.

Otra testigo declaró haber visto a Brown metido por la ventana de la patrulla, "hasta la altura del ombligo", agitando la mano hacia arriba y abajo, como si estuviera golpeando al oficial. Pero cuando la misma mujer regresó a atestiguar otra vez en un día diferente, dijo que sufría de desorden mental, tenía opiniones racistas y problemas para distinguir la verdad de las cosas que leía en internet. Los fiscales insinuaron que la mujer inventó todo el incidente y que incluso no estaba ahí en ese momento.

Otro testigo dijo al FBI que después del tiroteo vio a Wilson disparar a Brown por la espalda y que luego se puso sobre él para rematarlo. Pero en su testimonio ante el jurado, este testigo reconoció que no había visto esa parte de la balacera y que lo que dijo al FBI se "basó en mí, por ser de donde soy y porque esa podía ser la única conjetura que tenía".

El testigo, quien vive en un vecindario predominantemente negro donde Brown murió, también reconoció haber cambiado su historia para que encajara con los detalles de la autopsia, de los que se enteró por televisión.

"¿Entonces fue después de saber que las cosas que usted dijo no pudieron pasar de esa forma que cambió su historia sobre lo que vio?", le preguntó un abogado.

"Sí, para que coincidiera con lo que realmente sucedió", respondió el testigo.

Otro hombre que se dijo amigo de Brown dijo a un investigador federal que escuchó el primer disparo, se asomó por su ventana y vio a un oficial con un arma y a Brown "arrodillado con las manos al aire". Agregó: "Lo vi dispararle en la cabeza".

Pero al ser presionado por el investigador, el individuo declaró que en realidad no vio el tiroteo porque iba bajando las escaleras de su casa en ese momento, y que eso lo escuchó de algún vecino.