Iglesia, dispuesta a mantener 'llama' del diálogo en Nicaragua
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Iglesia, dispuesta a mantener 'llama' del diálogo en Nicaragua

COMPARTIR

···

Iglesia, dispuesta a mantener 'llama' del diálogo en Nicaragua

'Nosotros queremos la paz y mantener viva esa llamita', dijo Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, tras oficiar una misa en la Catedral Metropolitana.

Redacción
30/07/2018
Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Tras la manifestación del sábado en solidaridad con los obispos y pastores de Nicaragua, acusados de golpistas por el presidente Daniel Ortega, el arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, agradeció la muestra de apoyo y manifestó su deseo de mantener vivo el diálogo entre el gobierno y la oposición, estancado por la represión estatal que ha ocasionado más de 300 muertos.

“Nosotros queremos la paz y mantener viva esa llamita”, dijo Brenes, arzobispo de Managua, tras oficiar una misa en la Catedral Metropolitana.

El diálogo, cuyos mediadores y testigos son los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, se abrió a mediados de mayo pasado, pero se ha desarrollado de forma intermitente y permanece suspendido desde el pasado 25 de junio, cuando celebró su última sesión.

El presidente Ortega calificó de “golpistas” a los miembros de la Conferencia Episcopal y consideró que son cómplices de las fuerzas internas y de los grupos internacionales que, a su juicio, actúan en Nicaragua para derrocarlo.

Las acusaciones las hizo ante miles de sandinistas en una plaza de Managua al conmemorar el 39 aniversario de la revolución sandinista.

En una entrevista con la cadena CNN, que hoy será transmitida, el mandatario dijo que su gobierno sólo registra 195 personas muertas por la crisis en el país.

“Los datos oficiales que tenemos nosotros, que no es poca cosa tampoco, son 195 fallecidos, como resultado de estos enfrentamientos”, declaró Ortega, quien agregó que la cifra de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), que registra 295 muertes, no ha sido “depurada”.

Sobre la propuesta de elecciones anticipadas, dijo que el problema es que en Nicaragua “la oposición no acepta ninguna alternativa más que la salida del gobierno”.

Además, para adelantar comicios, explicó, se necesitan “reformas legales y recursos financieros”.

En tanto, los empresarios pidieron a las partes retornar al diálogo en Nicaragua, con los obispos como mediadores y con una agenda centrada en la democratización.

En un comunicado los grupos empresariales, AmCham, Cosep, Funides, Upanic y Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, afirmaron que “el país cambió para siempre” desde hace 100 días, cuando comenzó la crisis, rompiéndose el consenso entre la empresa privada y el gobierno “con el primer golpe a los manifestantes, con la primera bala, el primer estudiante desaparecido muerto o preso”.

Afirmaron que la violencia oficial ha causado más de 300 muertos y cientos de presos políticos.