Mundo

Hotel de Trump pone a prueba su nombre... y el de su hija Ivanka

A cinco cuadras de la Casa Blanca, el Trump International Hotel Washington D.C., que costó 200 millones de dólares, cuenta con la primera Suite con el nombre de su hija Ivanka, quien está apostando a convertirlo en el mejor hotel de la ciudad y el país.
Bloomberg
13 septiembre 2016 17:20 Última actualización 16 septiembre 2016 14:42
hotel

(Tomada de facebook.com/trumpwashingtondc)

Treinta años después que Donald Trump comprara el Plaza Hotel de Nueva York y pusiera a su primera mujer, Ivana, a cargo de las renovaciones por “un dólar al año más todos los vestidos que se pueda comprar”, su nuevo hotel, que parece un castillo, se inaugura esta semana en Washington. Es una vidriera, y una prueba, para Ivanka Trump, su hija de 34 años.

Trump International Hotel Washington D.C., que costó 200 millones de dólares, ocupa el edificio del que fuera el Antiguo Correo, de estilo de renacimiento romanesco, que data de 1899.

Ubicado en Avenida Pensilvania, a cinco cuadras de la Casa Blanca, el hotel cuenta con la primera Suite Ivanka (mil 50 dólares por noche) y el primer spa en que se publicita su marca, y no solo el nombre de Trump. Ivanka ayudó a negociar un alquiler de 3 millones de dólares por año del edificio propiedad del Gobierno y se encargó de su remodelación y diseño.

“Posicionamos este edificio para que sea el mejor hotel de Washington, y tiene la posibilidad de ser el mejor del país por las instalaciones que construimos”, dijo Ivanka Trump en una entrevista la semana pasada, en la que mencionó suites presidenciales “increíblemente espaciosas”, un gran hall vidriado de cinco pisos de altura y habitaciones de cinco metros de alto. “Es muy majestuoso,y no hay que tener mucha imaginación para advertir sus posibilidades”.


En momentos en que hay más oferta de hoteles de lujo en Washington -el hotel en Watergate, conocido por el caso que hizo caer al gobierno de Nixon, reabrió sus puertas este año tras una renovación, y el nuevo hotel InterContinental se inaugurará el año próximo-, Trump enfrentará una fuerte competencia.

Las tarifas de las habitaciones, que parten de 625 dólares la noche, están muy por encima del promedio de 313 dólares la noche en el primer semestre para los hoteles de lujo del centro de Washington, según STR, proveedor de información sobre el mercado hotelero.

El nuevo hotel de Trump, que cuenta con 263 habitaciones y suites y un salón de baile que, según Trump, es el más grande de la capital del país, es el resultado de dos años de remodelación, solventada principalmente a través de un préstamo para construcción de 170 millones de dólares otorgado por Deutsche Bank AG que garantizó el candidato presidencial republicano.

1
 

 

hotel

El hotel tendrá una inauguración preliminar el 12 de septiembre y una inauguración oficial a fines de octubre, antes de las elecciones del 8 de noviembre.

El hotel de Washington es controlado por Trump y su familia. Donald Trump posee 76.725 por ciento de una entidad llamada Trump Old Post Office LLC, que arrendó la propiedad al gobierno, e Ivanka, Donald Jr. y Eric tienen, cada uno de ellos, un 7.425 por ciento, según documentos de declaración patrimonial. Trump aportó más de 42 millones de dólares al proyecto, según David Orowitz, vicepresidente senior de Trump Organization.

MARCA IVANKA

Ivanka no es sólo una asesora política clave de su padre –lo presentó ante la convención republicana con declaraciones de su apoyo a la igualdad racial y de género-, sino la cara más pública de las familia en relación con el futuro de la marca Trump.


Los hoteles son sin duda la clase de propiedad en que la marca tiene más importancia, e Ivanka construyó una marca propia, con un sitio web sobre estilo de vida y licencias para ropa, joyas y calzado destinados a consumidoras que buscan copiar su imagen de madre glamorosa que trabaja.

La suite que Ivanka eligió para que llevara su nombre es un dúplex en la torre del reloj del edificio, con vistas a toda la Avenida Pensilvania y una escalera de hierro forjado circular que lleva a una biblioteca. Tiene una gama de colores diferente. “Una habitación muy especial”, la definió Ivanka.

DESPUÉS DE LA INAUGURACIÓN


Es difícil predecir cómo le irá al hotel después de la inauguración, especialmente si Trump pierde. Las convenciones de primavera y otoño, tales como las reuniones del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, son grandes momentos, al igual que el Cuatro de Julio.

Washington tuvo una cantidad récord de visitantes el año pasado, pero la ciudad, a diferencia de Londres o París, no es el centro de las finanzas ni el destino turístico principal del país. Con sus 900 nuevas habitaciones de lujo, incluidas las de Trump, la competencia será feroz. Una ventaja: la demanda de suites grandes, habitualmente para estadías prolongadas, es alta.

En caso de ser elegido, es probable que Trump ubique a Trump Organization en un fideicomiso ciego y que los tres hijos adultos de su primer matrimonio lo manejen, dijo una portavoz de la compañía en un correo electrónico. “El Sr. Trump no participaría”, dijo, y se negó a hacer declaraciones sobre cómo se encararían posibles conflictos.

>