Mundo

Hospitales venezolanos enfrentan precaria situación

12 febrero 2014 5:12 Última actualización 17 marzo 2013 10:9

 [Reuters]  Médicos de instituciones de salud pública han emigrado a clinicas privas o al extranjero.  


 
Notimex
 
Caracas.- Los médicos que laboran en el sector público venezolano deben encarar precarias condiciones de infraestructura, falta de insumos, sueldos insuficientes y agresiones al gremio, denunció hoy el dirigente gremial Douglas León Natera.
 
"Esta situación ha provocado el éxodo de muchos galenos, por lo que en los hospitales hay un déficit de médicos de 50%", dijo el presidente de la Federación Médica Venezolana (FMV).
 
Destacó que en 6 años, 12,300 galenos venezolanos que trabajaban en hospitales públicos emigraron hacia las clínicas privadas y otros abandonaron el país, al no poder soportar el deterioro de la condiciones de trabajo a que eran sometidos.
 
"De ese número, unos 5,600 se fueron a trabajar en el sector privado de la salud, donde reciben mejores salarios y un trato respetuoso acorde con sus conocimientos y estudios académicos de especialización realizados", recalcó León Natera.
 
Indicó que "para muchos, después de ejercer en hospitales donde no hay ni una inyectadora, trabajar en una clínica está cerca de ser un paraíso, no hay servicios detenidos por fallas en aparatos, no hay que mendigar insumos básicos y los sueldos son superiores".
 
El dirigente gremial añadió que cuando por casualidad algún hospital público es provisto de insumos, éstos son de bajísima calidad y los médicos han denunciado que existen guantes de los que debes usar hasta 3 pares a la vez porque se rompen con sólo mover los dedos.
 
"Pero el problema de insumos no es todo. En promedio un médico residente en un hospital devenga un salario básico de 6,000 bolívares, mientras que un médico general en una clínica tiene un sueldo básico que oscila entre 12,000 y 14,000 bolívares", reveló.
 
Enfatizó que los médicos especialistas que prestan servicio a tiempo parcial en los hospitales, así como los intensivistas y anestesiólogos tienen salarios de hambre, por lo que se ven obligados a desempeñar un segundo empleo en el sector privado.
 
Para León Natera, esto sólo termina por alejar a la generación de relevo de los profesionales de la salud, en perjuicio de los venezolanos.
 
"Esos 5,600 médicos que se han ido a las clínicas privadas tienen entre 25 y 42 años de edad. El personal de los hospitales es de mayor experiencia pero muchos lo que hacen es aguardar para cumplir con los años de servicio y optar por su jubilación", dijo.
 
Todas las notas MUNDO
Casi 200 países reafirman lucha contra cambio climático, pese a retiro de EU
Argentina pide ayuda internacional para localizar submarino
Exalcalde de Caracas huye de arresto domiciliario; viaja hacia España
EU publica más archivos del FBI sobre asesinato de Kennedy
Muere a los 87 años el 'capo de capos' de la Cosa Nostra
Reportan choque entre avioneta y helicóptero en Reino Unido
Cubanos se desesperan ante prohibición de licencias para trabajo privado
Cumbre climática termina con avances sobre Acuerdo de París
China 'entre la espada y la pared' por Donald Trump y Kim Jong-un
Submarino argentino desaparece con 44 tripulantes
Mandatarios de España y Bélgica se reúnen en crisis catalana
Mugabe reaparece entre rumores de renuncia; arrestan a 3 ministros
Fuerzas iraquíes recapturan última ciudad bajo control de ISIS
Acusan a Maduro de 8 mil asesinatos
Fiscal en Brasil pide embargar bienes a Lula por más de 7 mdd
Incendio deja al menos 20 heridos en hogar para ancianos en Pensilvania
Imágenes muestran que Norcorea trabaja en submarino lanzamisiles
Pentágono apoya renuncia de Trump... por error
Activistas que defienden a inmigrantes quieren a IBM de su lado
Asaltó cuatro bancos, pero su mala ortografía lo delató
Un whisky de 195 mil euros, el botín de un asalto en París
Mugabe se reúne con comandante del Ejército; buscan solución
Estados Unidos pide a ciudades cumplir con normas migratorias
Twitter modifica proceso de verificación de cuentas
Atacante suicida mata a 14 en un acto político en Kabul, Afganistán