Mundo

Hong Kong cancela diálogo con manifestantes

La secretaria de seguridad, Carrie Lam, señaló que las conversaciones, que se realizarían este viernes, serán canceladas, ante las declaraciones de los dirigentes estudiantes; manifestantes habían pedido el apoyo a sus partidarios para ocupar la plaza que está frente a la sede del gobierno.
AP
09 octubre 2014 8:47 Última actualización 09 octubre 2014 8:48
Hong Kong

El gobierno de Hong Kong anunció la cancelación del diálogo con manifestantes; la imagen es de la plaza donde se concrentran las protestas. (AP)

HONG KONG. Las conversaciones entre el gobierno de Hong Kong y los líderes estudiantiles de una protesta prodemocrática que bloqueó las avenidas principales del territorio durante casi dos semanas se cancelaron porque no parecen constructivas, anunció un funcionario del gobierno.

La secretaria de seguridad Carrie Lam dijo que las conversaciones programadas para el viernes no se llevarán a cabo porque han sido "socavadas seriamente" por declaraciones de los dirigentes estudiantiles.

El anuncio se produjo horas después que los estudiantes pidieron a sus partidarios redoblar esfuerzos para ocupar la principal zona de protesta, una explanada frente a la sede del gobierno que ha sido denominada "Plaza del Paraguas". Los paraguas utilizados como defensa de los gases lacrimógenos de la policía han pasado a ser un símbolo del movimiento pacífico.

Los dirigentes estudiantiles anunciaron que no se retirarán aunque el número de activistas ha disminuido esta semana. Los legisladores prodemocráticos, que hasta ahora no han desempeñado mayor papel en el movimiento de protestas, dijeron que se sumarán bloqueando todos los pedidos de financiación del gobierno en la legislatura excepto los más urgentes.

"Lamento realmente que no podamos tener una reunión mañana que produzca un resultado constructivo", dijo Lam.

Los manifestantes ocupan la plaza desde el 28 de septiembre, cuando la policía no pudo dispersar a decenas de miles de personas frente al complejo del gobierno.

Exigen que el gobierno de la región especial china abandone los planes de Beijing de revisar los candidatos para la elección del gobernante del territorio en 2017, y exigen la renuncia del actual dirigente respaldado por el gobierno central chino, Leung Chun-ying.