Mundo

Hombre que disparó a policías en Ferguson está grave

El sospechoso se acercó a los agentes, que estaban en una camioneta de policía sin identificar, y abrió fuego. Los agentes devolvieron los disparos desde dentro del vehículo. Después persiguieron al hombre a pie, según explicó el jefe de la policía.
AP
10 agosto 2015 6:56 Última actualización 10 agosto 2015 6:57
Etiquetas
Ferguson

El hombre, según el jefe de policía, disparó primero a los policías y éstos respondieron a la agresión. (Reuters)

FERGUSON. Un hombre que abrió fuego contra la policía en Ferguson, Missouri, se encontraba en estado crítico tras recibir los disparos de agentes que devolvieron el fuego, indicó el jefe de policía del condado de St. Louis.

Agentes vestidos de civil habían seguido al hombre, que creían estaba armado, indicó el jefe de policía, Jon Belmar en una rueda de prensa. El episodio se produjo durante una protesta en el aniversario de la muerte de Michael Brown, el joven negro de 18 años que murió cuando estaba desarmado por disparos de un policía blanco, desencadenando el movimiento nacional de "Black Lives Matter".

El sospechoso se acercó a los agentes, que estaban en una camioneta de policía sin identificar, y abrió fuego. Los agentes devolvieron los disparos desde dentro del vehículo. Después persiguieron al hombre a pie.

El hombre volvió a disparar a los agentes, y los cuatro devolvieron el fuego, abatiéndolo.

El sospechoso fue trasladado al hospital y se encontraba en estado "crítico, inestable", indicó el jefe de policía. Las autoridades no identificaron a los implicados en un principio, pero Tyrone Harris dijo al St. Louis Post-Dispatch que el herido era su hijo, Tyrone Harris Jr., de 18 años.

Harris dijo al periódico, poco después de las 3 de la madrugada, que su hijo acababa de salir de quirófano.

Ninguno de los agentes sufrió heridas de gravedad. Los cuatro quedaron en baja administrativa cumpliendo con el procedimiento estándar. No llevaban cámaras corporales, indicó Belmar.

El tiroteo se produjo poco después lo que el jefe de policía describió como "un intercambio de disparos entre dos grupos" en torno a las 11:15 de la noche de este domingo cuando cientos de manifestantes se reunían en la avenida West Florissant. Los disparos hicieron que periodistas y manifestantes corrieran para ponerse a cubierto.

Unos seis tiradores descargaron una "considerable" cantidad de disparos en unos 45 segundos, dijo el jefe.

Belmar rechazó cualquier insinuación de que las personas armadas formaran parte de la protesta.

"Eran delincuentes. No eran manifestantes", dijo.

El hombre que disparó a los agentes tenía una pistola semiautomática de nueve milímetros robada el año pasado de Cape Girardeau, Missouri, explicó Belmar.