Mundo

Histórico acuerdo de asociación entre la Unión Europea y Ucrania

Con un apretón de manos el presidente del Consejo Europeo Van Rompuy y el primer ministro ucraniano Arseny Yatseniuk, sellaron un acuerdo que además de estrechar los lazos políticos entre los firmantes, ampliará los beneficios comerciales para Ucrania en casi 500 millones de euros.
Reuters
21 marzo 2014 8:56 Última actualización 21 marzo 2014 9:25
Viktor Yanukovich, expresidente de Ucrania, en conferencia de prensa

Viktor Yanukovich, expresidente de Ucrania, rechazó en noviembre pasado un acuerdo con la Unión Europea para estrechar lazos con Rusia. (Reuters)

BRUSELAS.- La Unión Europea y Ucrania firmaron los capítulos clave de un acuerdo de asociación política y se comprometieron a un pacto comercial que el expresidente Viktor Yanukovich rechazó en noviembre pasado, lo que originó masivas protestas que terminaron en su derrocamiento.

El primer ministro ucraniano, Arseny Yatseniuk, los dirigentes de la Unión Europea (UE) Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso, y líderes de los 28 países del bloque, firmaron los capítulos clave del acuerdo de asociación en un evento al margen de la cumbre de la UE que se realiza en Bruselas.

El acuerdo compromete a Ucrania y a la UE a estrechar la cooperación política y económica, aunque los aspectos más sustanciales del mismo, relativos al libre comercio, sólo se firmarán una vez que Ucrania haya celebrado elecciones presidenciales en mayo.



Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo, dijo que el acuerdo acercaría a Ucrania y a sus 46 millones de habitantes al corazón de Europa y a una "forma de vida europea".

"Reconoce las aspiraciones del pueblo de Ucrania a vivir en un país gobernado por valores, por la democracia y el papel de la ley, donde todos los ciudadanos tienen una participación en la prosperidad nacional", dijo Van Rompuy.

Dos juegos de documentos fueron colocados en la mesa para que los líderes de la UE y Yatseniuk lo firmarán en un ambiente solemne. Van Rompuy y Yatseniuk se estrecharon después la mano e intercambiaron los documentos entre aplausos, según testigos.

El expresidente Viktor Yanukovich rechazó este acuerdo con la UE en noviembre pasado a cambio de estrechar lazos con Moscú, lo que originó meses de protestas callejeras que finalmente lo obligaron a huir del país. Poco después, las fuerzas rusas ocuparon Crimea, provocando sanciones de Estados Unidos y la UE.

Además de estrechar lazos políticos, la Comisión Europea ha accedido a ampliar a casi 500 millones de euros (689 millones de dólares) los beneficios comerciales para Ucrania, retirando los aranceles aduaneros en una amplia serie de productos agrícolas, textiles y otras importaciones.

Una vez que Ucrania celebre elecciones presidenciales el 25 de mayo y una nueva administración asuma el gobierno, la UE planea seguir adelante con la firma del acuerdo de libre comercio con la exrepública soviética, dando al país acceso sin restricciones a un mercado europeo de 500 millones de consumidores.

Eso da más potencial a Ucrania para reforzar su maltrecha economía, pero también supone un riesgo de provocar represalias de Rusia, que ha impuesto controles aduaneros más estrictos en el comercio con Ucrania.

La otra carga para Kiev es cumplir con las obligaciones que vienen con la asociación política a la UE, incluyendo cambios al papel de la ley y la justicia, y adoptar patrones empresariales y medioambientales que exigirán gran trabajo e inversión a largo plazo.