Mundo

Herzog y Netanyahu negocian coaliciones tras empate virtual en Israel

El Likud logró 27 escaños, al igual que la Unión Sionista,según encuestas de salida; la votación registró una gran participación al registrar el 71.8%, siete puntos porcentuales más que en la elección de 2013.
Agencias
17 marzo 2015 21:50 Última actualización 18 marzo 2015 5:0
Netanyahu se proclama ganador. (Reuters)

Netanyahu se proclama ganador. (Reuters)

TEL AVIV.- Israel vivió una de las elecciones más cerradas de su historia, con resultado incierto luego del cierre de urnas a las 22:00 horas, ya que dos de las encuestas de salida efectuadas por las cadenas de televisión marcaron un empate entre el premier Benjamin Netanyahu y el líder izquierdista Isaac Herzog, cuyos partidos habrían logrado 27 escaños, cada uno, en el Parlamento o Knesset de 120 asientos. Un tercer sondeo a boca de urna, por el contrario, dio la ventaja al jefe de gobierno por 28 a 27.

Netanyahu se declaró ganador de la contienda y afirmó en Twitter que se trata de “una gran victoria para el partido Likud, para el campo nacional encabezado por el Likud y para el pueblo de Israel”, aunque la Unión Sionista (ZU) de Herzog manifestó en un comunicado que “está equivocado”, pues “el bloque derechista se ha reducido. Todo está aún abierto hasta los últimos resultados, sólo entonces podremos saber qué partidos avanzaron y qué gobierno puede formarse. Nuestro equipo negociador, con Herzog al frente, ya está siendo integrado”.

Poco antes, Herzog respondió a la ofensiva de último minuto de Netanyahu, quien criticó la decisión de las televisoras de no difundir su mensaje después del cierre de casillas, señalando que “es vergonzoso su pánico. Los que quieren un premier que se preocupe por sus ciudadanos y que no los divida, deben salir y votar”, y es que Netanyahu advirtió en Facebook que los árabes israelíes acudían en masa a las urnas, acarreados en autobuses por grupos izquierdistas, al tiempo que el Likud envió mensajes de texto en los que subrayó que “¡Los porcentajes de votación entre la población árabe se triplicaron! La preocupación se ha materializado: El llamado de Mahmud Abbas (presidente de la Autoridad Palestina) y el dinero estadounidense están llevando a los árabes a votar”. El SMS incluyó el vínculo a un reporte del Canal 1 que aseguró que Abbas alentó a los parlamentarios árabes a unirse y recomendar a Herzog como premier.


De acuerdo a las encuestas de salida, la Lista Árabe Unida alcanzó el tercer lugar de la votación, según las encuestas de salida, lo que le daría de 12 a 13 escaños en el Knesset o Parlamento.

En tanto, Ayman Odeh, líder del partido árabe, aseguró que “haremos nuestra parte para evitar un gobierno de derecha”, lo que implicaría una alianza con el laborista Isaac Herzog.

El cuarto lugar correspondió al partido moderado Yesh Atid, de Yair Lapid, exministro de Finanzas que también intervendría en la formación del nuevo gobierno con sus 11 o 12 escaños.

1
   

   

El líder izquierdista Isaac Herzog, tras las elecciones. (Reuters)


'NO QUEREMOS UN GOBIERNO EXTREMISTA'

En las primeras horas de hoy, Herzog dijo a simpatizantes que hará “todos los esfuerzos” necesarios para formar gobierno e insistió en que ya habló con socios potenciales y está comprometido a establecer “un verdadero gobierno de reconciliación social”. Añadió que “no queremos encontrarnos de pronto con que habrá un gobierno extremista compuesto por Netanyahu y Marzel (Baruch Marzel, candidato ultraderechista al Parlamento por el partido Yahad) que desintegrará a Israel”.

Observadores aquí destacaron, sin embargo, que Netanyahu está en mejores condiciones para forjar una coalición y lograr un cuarto periodo, ya que su endurecimiento hacia Palestina y el programa nuclear iraní está en sintonía con los partidos minoritarios de derecha y ortodoxos.

La clave estaría en manos de Moshe Kahlon, exministro de Comunicaciones y jefe del nuevo partido centrista Kulanu, que obtuvo de nueve a diez escaños con una campaña que se enfocó en la creciente carestía y desechó dar su apoyo a cualquier bando. Para sus militantes, Kahlon debería entrar al nuevo gabinete, para ocupar la cartera de Finanzas.

CERRAR EL PASO A ULTRANACIONALISTAS

Zehava Gal-On, líderesa del partido Meretz, que apenas logró superar el umbral para tener presencia legislativa, con cinco escaños, pidió a Herzog que no se sume a un gobierno de unidad con Netanyahu, lo que en días pasados descartó el mismo premier, al señalar que se aliaría con los ultranacionalistas de Hogar Judío. Al contrario, añadió Gal-On, “recomendaremos a Herzog con el presidente Reuven Rivlin para que sea primer ministro en un gabinete de centro izquierda”.

Netanyahu no merece el puesto...