Mundo

Hermana del rey de España es imputada
por delitos fiscales

La sala de la Audiencia que analizó el caso de Cristina de Borbón decidió sobreseer los cargos por presunto lavado de dinero, dejando solamente los de tipo fiscal a pesar de que la Agencia Tributaria no la acusa, con lo que podría aplicarse la jurisprudencia que le impediría ser sometida a juicio. 
Notimex
07 noviembre 2014 7:44 Última actualización 07 noviembre 2014 8:16
Felipe Vi y Cristina

La Audiencia Provincial de las Islas Baleares confirmó la imputación, por delitos fiscales, contra Cristina, hermana del rey Felipe VI. (Archivo/Reuters)

MADRID. La Audiencia Provincial de las Islas Baleares, en el Mediterráneo español, confirmó la imputación contra Cristina de Borbón, hermana del rey Felipe VI, por presuntos delitos fiscales, pero podría evitar ser sometida a juicio.

En un auto emitido este viernes, tras estudiar las impugnaciones de la defensa de la infanta y la Fiscalía, los jueces decidieron mantener los cargos de presunta cooperación en delitos contra la Hacienda pública en los pagos del impuesto de la renta de los años 2007 y 2008.

La sala de la Audiencia que analizó el caso decidió el sobreseimiento de los cargos por presunto lavado de dinero y dejar solamente los de tipo fiscal.

El abogado de Cristina, Miquel Roca, declaró que “no se comparte el criterio de la Audiencia” por presunta cooperación u omisión en esos presuntos delitos fiscales, más aún cuando la Agencia Tributaria no acusa a la hermana del rey de tales cargos.

Recordó que dependerá de si tras este auto no hubiera acusaciones formales de la Fiscalía, la Agencia Tributaria o la Abogacía del Estado contra Cristina de Borbón, entonces se aplicaría la jurisprudencia conocida como “Doctrina Botín” que le impediría ser sometida a juicio.

En este caso, si no hay acusaciones quedaría en manos del juez tercero de instrucción de Palma de Mallorca, José Castro decidir si aplica o no la jurisprudencia.

La resolución sobre la segunda hija de los reyes honoríficos Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia es parte del caso de su esposo Iñaki Urdangarin, de presuntos manejos irregulares de fondos públicos a través de sus empresas Nóos y Aizoon.

La acusación de delitos fiscales se refiere a la participación de la infanta, como copropietaria de Aizoon, por no declararse el cobro de asesorías en las declaraciones del Impuesto de la Renta de Personas Físicas de 2007 y 2008.

Roca aseguró que Cristina “no le hace ilusión que sus tesis hayan sido estimadas sólo en parte. Vamos a seguir con la defensa por entender que realmente no existen bases para formularse una acusación ni por cooperación ni por omisión en delito fiscal”.

“No compartimos el criterio y nos resulta sorprendente” que se mantenga este delito “cuando la Agencia Tributaria ha manifestado que no hay participación delictiva”.

Roca dijo que es importante que los jueces decidieran archivar la acusación por lavado de dinero.

El documento de 160 páginas de la Audiencia confirma las acusaciones contra Urdangarin, su exsocio Diego Torres, y la esposa de éste, Ana María Tejeiro.

El esposo de Cristina encabezaba junto a Torres el Instituto Nóos, que realizaba algunas actividades con los gobiernos de las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana, y a través de los cuales se transferían fondos públicos, de los que presuntamente se malversaron seis millones de euros (7.4 millones de dólares).

Los presuntos delitos de Urdangarin y Torres son malversación de fondos públicos, fraude a la administración pública, falsedad documental, prevaricación, delitos contra la Hacienda Pública y lavado de dinero.