Mundo

Hallan fosa en ciudad iraquí de Ramadi con al menos 40 cuerpos 

Los cuerpos serían de personas que combatieron al Estado Islámico antes de la caída de Ramadi en mayo de 2015, aunque las investigaciones continúan", dijo el gobernador de Anbar.
Reuters
28 enero 2016 6:21 Última actualización 28 enero 2016 6:21
Irak

(Reuters)

BAGDAD.- Autoridades iraquíes hallaron una fosa común en Ramadi que contiene al menos 40 cadáveres, incluidos mujeres y niños, aparentemente asesinados por insurgentes del Estado Islámico tras la captura de la ciudad en mayo, dijeron funcionarios de la policía y del gobierno provincial.

Un video publicado en Facebook muestra a trabajadores removiendo los cuerpos de una fosa situada en la capital de la provincia de Anbar, recuperada por el Ejército iraquí el mes pasado.

El mayor general de la policía Hadi Razij emitió declaraciones en video sobre la fosa y un asesor del gobernador confirmó que las imágenes eran auténticas. El Ministerio de Interior también verificó la información.

"Creemos que fueron las últimas personas que combatieron al Daesh antes de la caída de Ramadi en mayo de 2015. Las investigaciones continúan", dijo el gobernador de Anbar, Sohaib al-Rawi, en una publicación en Twitter acompañada de una foto en la que se observan calles de Ramadi salpicadas de bolsas con cuerpos.

El Estado Islámico capturó la ciudad el año pasado después de que las fuerzas iraquíes abandonaron sus posiciones por segunda vez en menos de un año, en un revés para los esfuerzos del Gobierno por expulsar a los rebeldes suníes de línea dura.

Las fuerzas iraquíes, respaldadas por las ofensivas aéreas de una coalición liderada por Estados Unidos, recuperaron la ciudad en diciembre, pero la extendida destrucción y los explosivos dejados por los insurgentes calles y viviendas han evitado que los civiles puedan regresar.

Varias fosas comunes han sido halladas en zonas tomadas por el Estado Islámico, que impone duras restricciones y severos castigos a los millones de civiles que viven en ciudades bajo su control.

Naciones Unidas ha dicho que los insurgentes del Estado Islámico son responsables por actos que constituyen crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y posiblemente genocidio.