Mundo

Hallan el cuerpo de un menor en la costa griega de Lesbos

En el marco del flujo de migrantes que recorren las islas griegas y turcas en su búsqueda por llegar a la Unión Europea, un niño de entre 2 y 3 años, fue encontrado muerto frente a las costas de Lesbos.
AP
07 noviembre 2015 16:9 Última actualización 07 noviembre 2015 16:9
Inmigrantes

Migrantes a punto de ser rescatados en el mar cerca de un buque guardacostas griego a la mitad de una milla náutica al norte de Lesbos. Isla griega que ha sido el punto de entrada de la mayoría de los que hacen el viaje desde la costas turcas. (AP)

Las autoridades rescataron el sábado a varios cientos de migrantes del Mar Egeo frente a las islas griegas orientales, en aguas relativamente tranquilas, y también reportaron la muerte de un niño.

El infante, de entre 2 y 3 años, fue encontrado frente a las costas de Lesbos completamente vestido, incluidas botas, y vistiendo un chaleco salvavidas en color naranja, informó la guardia costera griega en un comunicado.

Una portavoz de la guardia costera, hablando en condición de anonimato, dijo que no hubo reportes de un menor extraviado por parte de los migrantes que llegaron o que fueron rescatados hoy.

"En tanto no identifiquemos al niño, no podemos excluir nada", declaró, dejando la puerta abierta a la posibilidad de que el menor pudiera haberse ahogado antes del sábado.

Previamente, las autoridades griegas habían informado que el sábado por primera vez en 11 días no se habían reportado muertes de migrantes en el mar Egeo, en gran medida por el clima favorable.

Incluso con mareas favorables, la guardia costera griega y Frontex, la agencia fronteriza de la Unión Europea, rescataron a 429 migrantes en siete operaciones distintas, informaron las autoridades. Uno de los botes estaba "en una situación difícil", mientras que otros dos estaban "a la deriva".

Mientras la gente huye de los conflictos en Siria, Irak y Afganistán, los países europeos batallan para hacer frente al pesado flujo y la hostilidad de los grupos antinmigrantes. Varios miembros de la Unión Europea se han mostrado reacios a recibir grandes cantidades de refugiados.

La canciller alemana Angela Merkel subrayó en su mensaje de video semanal la necesidad de "una distribución más justa (de refugiados) en Europa".

Al menos 758 mil solicitantes de asilo han llegado a Alemania entre enero y octubre de este año y esto ha tenido repercusiones políticas para Merkel.

El más reciente mitin antiinmigrante, organizado en Berlín por el partido Alternativa para Alemania, atrajo a 5 mil personas gritando "¡Merkel debe irse!".

En el suroeste de Suecia, un edificio vacío en el que se preveía da albergue a refugiados fue quemado hasta los cimientos, en el más reciente incendio provocado para atacar los centros de asilo o edificios renovados para refugiados. En semanas recientes, el país escandinavo ha registrado más de 20 incendios provocados conforme la afluencia de refugiados ha aumentado. Suecia prevé el arribo de hasta 190 mil inmigrantes este año.

En Noruega, un país rico en petróleo que no es miembro de la UE, el ministro de Justicia Anders Anundsen dijo que el gobierno planea reducir más de 20% los beneficios para los refugiados e introducir reglas más estrictas de inmigración.

La página de Facebook del ministerio advierte a los posibles refugiados que podrían ser enviados a su casa si sus solicitudes de asilo son rechazadas y que la gente que no quiera dejar Noruega voluntariamente "será devuelta por la fuerza".