Mundo

Astrónomos encuentran evidencias del Big Bang

El descubrimiento de ondas gravitacionales ayudaría a comprobar la teoría de la relatividad de Einstein y la teoría de la inflación cósmica, lo que permitiría comprender cómo comenzó el Universo.
Reuters
17 marzo 2014 16:21 Última actualización 17 marzo 2014 16:22
Etiquetas
Las ondas gravitacionales fueron detectadas por el telescopio BICEP2. (Reuters)

Las ondas gravitacionales fueron detectadas por el telescopio BICEP2. (Reuters)

NUEVA YORK.- Un grupo de astrónomos anunció el lunes que había descubierto lo que muchos consideran el santo grial en su campo: ondulaciones en el entramado del espacio-tiempo que son ecos de la expansión masiva del Universo que se produjo tras el Big Bang.

Anticipado por Albert Einstein hace casi un siglo, el descubrimiento de las ondas gravitacionales sería la pieza final en uno de los mayores logros del intelecto humano: comprender cómo comenzó el Universo y cómo evolucionó hacia la abundancia de galaxias y estrellas, nebulosas y vastas extensiones de espacio prácticamente vacío que lo constituyen.

"Detectar esta señal es uno de los objetivos más importantes en la cosmología hoy", aseguró John Kovac, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, que lideró la investigación, en un comunicado.

Las ondas gravitacionales son ondulaciones débiles y primitivas que se propagan a través del cosmos a la velocidad de la luz. Los astrónomos las han buscado durante décadas porque son la evidencia que faltaba para probar dos teorías.

Una de ellas es la teoría general de la relatividad de Einstein, publicada en 1915, que lanzó la era moderna de la investigación sobre los orígenes y la evolución del cosmos.

La teoría general explica la gravedad como la deformación del espacio por cuerpos con masa. Einstein planteó que el espacio es como una manta frágil, con estrellas y planetas incrustados que provocan que se curve en vez de mantenerse plano.

Esas curvaturas del espacio no son fijas, dijo Einstein. En su lugar, las ondas gravitacionales se propagan como el agua en un lago o las ondas sísmicas en la corteza de la Tierra.

La otra teoría que predijo las ondas gravitacionales es la denominada inflación cósmica. Desarrollada en los años 80, planteaba que tras el Big Bang el cosmos recién creado se expandió de forma exponencial en menos tiempo de lo que dura el parpadeo de un ojo, aumentando su tamaño en 100 billones de billones de veces.

El Big Bang es la explosión del espacio-tiempo que dio comienzo al Universo hace 13 mil 800 millones de años.


Además de hacer el cosmos notablemente uniforme a lo largo de vastas expansiones de espacio, la inflación provocó que todo lo que tocó creciera de forma exponencial. Eso incluía pequeñas fluctuaciones en la gravedad, que cuando se amplifican, se convierten en ondas gravitacionales.

Aunque la teoría de la inflación cósmica recibió mucho apoyo experimental, la imposibilidad de hallar las ondas gravitacionales que predijo hizo que muchos cosmólogos no llegaran a apoyar el planteamiento.

Eso podría cambiar con el anuncio del lunes.

"Estos resultados no sólo son una prueba de la inflación, también nos dice cuándo tuvo lugar la inflación y cuán poderoso fue el proceso", dijo Avi Loeb, físico de la Universidad de Harvard.

La fuerza de la señal de las ondas gravitacionales está vinculado a cómo fue de poderosa la expansión del Universo durante una breve era de la inflación.

Las mediciones anunciadas por los astrónomos el lunes son casi el doble de grandes de lo que predijeron los cosmólogos para las ondas gravitacionales, lo que sugiere que se podría aprender mucho más sobre cómo funcionó la inflación.

Las ondas gravitacionales fueron detectadas por el telescopio BICEP2 (Background Imaging of Cosmic Extragalactic Polarization).

El instrumento, que rastrea el cielo desde el Polo Sur, examina lo que se denomina el fondo cósmico de microondas, la radiación extremadamente débil que impregna el Universo.

Su descubrimiento en 1964 por astrónomos en Bell Labs de Nueva Jersey fue alabado como la mejor prueba hasta la fecha de que el Universo comenzó con una inmensa explosión caliente.

"Ha sido como buscar una aguja en un pajar, pero en su lugar encontramos una palanca", dijo el codirector del equipo Clem Pryke, de la Universidad de Minnesota, en un comunicado.

Jamie Bock, profesor de física en el Instituto de Tecnología de California y codirector del estudio agregó: "Las implicaciones de este hallazgo conmocionan. Están midiendo una señal que procede del amanecer de los tiempos".

Todas las notas MUNDO
Se reúnen cancilleres de Cuba y Corea del Norte en La Habana
Desertor norcoreano despierta y pide escuchar 'K-pop'
Así se escuchaba John F. Kennedy a los 20 años
Facebook advertirá a quienes lean propaganda rusa
Conflicto armado sigue en Colombia pese a acuerdo de paz con FARC: Amnistía
Putin logra respaldo de Irán y Turquía para nueva iniciativa de paz en Siria
Ecuador llama atención a Assange por injerencia en Cataluña
Familias pierden esperanza de hallar a submarino argentino
Gobierno cubano incauta 4.5 toneladas de drogas en mares durante 2017
Levantan bloqueo de Yemen y permiten asistencia humanitaria
Toma fuerza culto a la personalidad de Xi Jinping en China
Mnangagwa será investido como presidente de Zimbabue
Video muestra cómo balean a soldado norcoreano
Corea del Norte critica su inclusión en lista de terrorismo
Haitianos lamentan decisión de Trump de enviarlos de vuelta a casa
Corte de la ONU condena a Mladic por genocidio en guerra de Bosnia
Se estrella avión militar de EU con 11 personas a bordo, cerca de Japón
México, séptimo país con más pérdidas económicas por desastres climáticos
Acusan a Sayfullo Saipov de terrorismo y asesinato por ataque en Nueva York
EU impone sanciones a 13 organizaciones chinas y norcoreanas
En 2018 habría más sismos, según científicos y esta es la razón
Putin informa a Trump sobre resultado de su reunión con Assad
Cronología del largo régimen de Robert Mugabe
Bengalas no son de submarino argentino desaparecido
Venezuela detiene a seis altos directivos de Citgo acusados de corrupción