Haiyan deja 10 mil muertos en Leyte
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Haiyan deja 10 mil muertos en Leyte

COMPARTIR

···
Mundo

Haiyan deja 10 mil muertos en Leyte

11/11/2013

 
 
Agencias
 
TACLOBAN, Filipinas.–– Al menos 10 mil personas murieron tan sólo en la isla central de Leyte, Filipinas, luego que el tifón Haiyan, uno de los peores de que se tenga registro, provocó gigantescas marejadas que arrastraron viviendas y escuelas.
 
,
Los cadáveres colgaban de las ramas de los árboles o yacían desperdigados en las aceras y los edificios aplastados, al tiempo que algunos pobladores saqueaban tiendas y gasolineras. Las autoridades estimaron que el número de muertos aumentará, una vez que los equipos de rescate lleguen a las zonas aisladas por las inundaciones y los deslizamientos de tierra. Incluso en Filipinas, país que encara de forma regular sismos, erupciones volcánicas y ciclones tropicales, el tifón Haiyan podría ser el desastre natural más mortífero que el archipiélago haya conocido.
 
Haiyan golpeó la costa oriental de Filipinas el viernes y rápidamente atravesó sus islas centrales antes de continuar por el Mar Meridional de China con vientos de 235 kilómetros por hora (kph), ráfagas de hasta 275 kph, y un poderío en el mar que generó un aumento de seis metros en el nivel del agua.
 
Hasta hoy fue patente la magnitud de la devastación. Los funcionarios de Leyte, la isla más golpeada, indicaron que podría haber 10 mil muertos en todo su territorio. Poco a poco llegaban reportes de otras zonas de Leyte y de las islas vecinas, en los que se indicaba un elevado número de víctimas, aunque no será sino hasta dentro de varios días cuando se podrá evaluar el daño total causado por el meteoro.
 
El aeropuerto de Tacloban, 580 kilómetros al sureste de Manila, estaba convertido en una ruina lodosa y llena de escombros, techos derruidos y automóviles volcados. Los cristales de la torre de control estaban destrozados. Las viviendas a la orilla del camino hacia la ciudad estaban destruidas o habían desaparecido.
 
“Todos los sistemas, todos los vestigios de vida moderna: comunicaciones, electricidad y agua, dejaron de funcionar. Los medios de comunicación no funcionan, por lo que no hay forma de dirigirse a la gente”, señaló el secretario del Interior, Mar Roxas. En la isla de Samar, frente a Tacloban, Leo Dacaynos, de la oficina de ayuda para desastres de la provincia, confirmó la muerte de 300 personas en la localidad de Basey; 2 mil más están desaparecidas.
 
Por la tarde, los vientos del tifón bajaron a 166 kph. Según previsiones, perderá fuerza cuando alcance mañana la provincia de Thanh Hoa, en el norte de Vietnam, donde ya fueron desalojadas 600 mil personas. El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, señaló que las bajas “serán sustancialmente mayores”, pero no dio una cifra. En Washington, el secretario del Pentágono, Chuck Hagel, ordenó al Comando del Pacífico que destine barcos y aviones en respaldo de las operaciones de búsqueda y rescate, así como para el transporte de alimentos y medicinas.