Mundo

Guinea cierra fronteras con Sierra Leona y Liberia por ébola

Las autoridades dijeron que la decisión se tomó principalmente para evitar que personas infectadas crucen hacia Guinea; Zambia y Gambia también han anunciado medidas parecidas para contener el brote. 
Reuters
09 agosto 2014 14:24 Última actualización 09 agosto 2014 14:24
Reuters

ébola, reuters

CONAKYRY.- Guinea anunció el cierre de sus fronteras con Sierra Leona y Liberia el sábado en un intento por detener la propagación del ébola, un virus que ha matado a casi mil personas en los tres países este año.

Las autoridades dijeron que la decisión se tomó principalmente para evitar que personas infectadas crucen hacia Guinea, en donde al menos 367 personas han muerto de ébola desde marzo, y donde otras 18 son tratadas en aislamiento.

El brote de la enfermedad en África occidental es el peor que ha enfrentado el mundo. El viernes, la Organización Mundial de Salud (OMS) declaró que representa una emergencia internacional de salud que podría seguir propagándose por meses.

"Hemos cerrado provisionalmente la frontera entre Guinea y Sierra Leona a causa de todas las noticias que hemos recibido recientemente de allí," dijo el ministro de Salud Rémy Lamah en rueda de prensa, señalando que Guinea también había cerrado su frontera con Liberia.
Las medidas se tomaron tras consultas con sus dos vecinos, dijo el ministro para la Cooperación Internacional de Guinea, Moustapha Koutoub Sano, durante una conferencia de prensa.

Representantes de Liberia y de Sierra Leona no realizaron declaraciones inmediatamente.

Sin embargo, será extremadamente difícil evitar el paso de personas en zonas rurales.

No quedó claro inmediatamente el impacto que tendrá el cierre de las fronteras sobre los viajes aéreos.

No hay cura conocida para el ébola, ni existen vacunas para prevenir la infección. Los tratamientos más efectivos son para el alivio de los síntomas, que incluyen fiebre, vómitos y diarrea.

La OMS dijo el viernes que 961 personas han muerto durante el brote y que se registran mil 779 infectados. A la organización de salud de Naciones Unidas se la acusa de no haber respondido lo bastante rápido al brote.

El ébola ha cobrado una alta cifra de víctimas entre los trabajadores del personal médico, que fueron los primeros en responder al brote.
La alarma internacional por la extensión de la enfermedad creció el mes pasado, cuando un ciudadano estadounidense murió en Nigeria tras un viaje por avión desde Liberia.

Desde entonces, otros países sin casos han tomado medidas preventivas.

Zambia dijo que restringiría el ingreso de viajeros de los países afectados por el virus y que prohibiría a sus ciudadanos que viajen a esos países, una de las medidas más estrictas de una nación fuera de África occidental.

Por su parte, el Ministerio de Transporte de Gambia dijo que ningún avión que viaje desde la capital Banjul debería detenerse en aeropuertos de Conakry, Freetown o Monrovia.