Mundo

Guerrilla de las FARC pide 'paciencia'

12 febrero 2014 4:53 Última actualización 28 abril 2013 11:33

 [Reuters] Las FARC y el gobierno colombiano sostienen en Cuba su octava ronda de conversaciones. 



Reuters
 
La Habana.- La guerrilla colombiana de las FARC pidió el domingo "paciencia" en sus negociaciones con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, en momentos en que ambas partes buscan superar profundas diferencias en el tema agrario, clave para poner fin a medio siglo del conflicto armado que enluta al país sudamericano.

Representantes de las FARC y el Gobierno colombiano sostienen en Cuba su octava ronda de conversaciones desde noviembre pasado. Es el primer intento en una década por parar una guerra que ha dejado a miles de muertos y ha supuesto un lastre para la cuarta mayor economía de América Latina.

"No se dejen deslumbrar por esos afanes, por esos aceleres que pretenden mostrar resultados en tiempos récords", dijo a periodistas en La Habana el negociador de las FARC, Andrés París.

"Un proceso express es el camino más rápido del fracaso en este esfuerzo que desarrollamos", añadió poco antes de una nueva sesión de contactos en un centro de convenciones de la capital cubana.

Las negociaciones continúan trabadas en torno a la demanda de las FARC de una reforma agraria y controles a las inversiones extranjeras en Colombia, uno de los países más abiertos al capital en América Latina.

El Gobierno del presidente Santos ha dicho que la doctrina económica y militar no están en discusión.

Pero según París, hay "avances" hacia un futuro acuerdo.

Un consenso sobre la cuestión de la tierra es fundamental para avanzar a otros puntos de la agenda, que incluye el fin de las hostilidades, la reinserción de los guerrilleros en la vida política, la lucha contra el narcotráfico y la compensación a las víctimas del conflicto.

Pero los plazos para alcanzar un acuerdo ha sido un punto de desencuentro. La guerrilla sostiene que un conflicto de casi medio siglo no puede solucionarse en poco tiempo, mientras que el Gobierno ha insistido en avanzar con rapidez.

El jefe de los negociadores del Gobierno de Santos, el ex vicepresidente Humberto de la Calle, pidió "sensatez en el debate" y "resultados".

La negociación de paz ha progresado pese a que el Gobierno se negó a firmar un cese bilateral del fuego propuesto por la guerrilla e intensificó las operaciones militares contra las FARC, que aún tienen capacidad de realizar ataques de gran impacto.

Con unos 8,000 combatientes, las FARC continúan siendo la mayor guerrilla de Colombia, pese a que han sido debilitadas durante más de una década de ofensiva militar en la que han muerto varios de sus comandantes.