Mundo

“Guerra inevitable”, si EU frena expansión, dice China

Un documento del Consejo de Estado señala que las fuerzas chinas añadirán la “protección de mares abiertos” a la defensa costera, además de que la aviación se enfocará en operaciones ofensivas, el ejército aumentará su movilidad para lanzar “ataques de precisión de media y larga distancia”.
Agencias
26 mayo 2015 20:3 Última actualización 27 mayo 2015 5:0
Mar del Sur China

China advierte que de continuar las actividades de EU sobre el Mar del Sur de China, podría estallar una guerra. (Reuters)

En los nuevos lineamientos de política militar revelados por el Consejo de Estado de China, el gigante asiático señaló que pasará de una postura defensiva al énfasis en las capacidad ofensiva de sus fuerzas armadas, ya que enfrenta “una grave y compleja serie de amenazas a la seguridad”.

Mientras que el diario Global Times, considerado vocero de la facción dura del Partido Comunista, justificó la expansión de instalaciones en las islas Spratly y advirtió que “si en el fondo la línea de Estados Unidos es que Beijing detenga sus actividades, entonces una guerra es inevitable en el Mar del Sur de China”.

El documento del Consejo de Estado (gabinete) asevera que las fuerzas chinas añadirán la “protección de mares abiertos” a la defensa costera, para lo cual la aviación se enfocará en operaciones ofensivas, el ejército aumentará su movilidad y las unidades balísticas incrementarán su capacidad de lanzar “ataques de precisión de media y larga distancia”.

Según Global Times, la acelerada construcción de pistas, muelles, radares y otras edificaciones en terreno ganado al agua en las Spratly, objetada por Washington y países de la zona como Filipinas, Vietnam y Taiwán, que reivindican su soberanía, es una prioridad, al tiempo que comenzaron los trabajos para dos faros ubicados en el archipiélago.

Yang Yuyun, vocero del Ministerio de Defensa, rechazó las críticas a la estrategia regional, al asegurar que las obras son similares al desarrollo de carreteras y viviendas en el país que beneficiarán a “toda la sociedad internacional” y sostuvo que “desde la perspectiva de la soberanía, no hay absolutamente ninguna diferencia”, tras agregar que “algunos países externos están muy ocupados entrometiéndose en los asuntos del Mar del Sur de China”, crucial para Beijing por las rutas para el suministro de petróleo, alimentos y materias primas de Oriente Medio y África.

“las

Apenas la semana pasada, un avión del Pentágono ignoró las advertencias de la Armada china para retirarse cuando efectuaba una misión de reconocimiento en las Spratly, lo que llevó a Beijing a presentar una nota diplomática de protesta.

El “libro blanco” del gobierno chino también identifica como riesgos para su estabilidad la situación en Corea, el separatismo en las provincias occidentales del Tíbet y Xinjiang, así como los intentos de instigar una “revolución de color” ––similar a las de Ucrania y Georgia–– para derrocar al Partido Comunista.