Mundo

Grupos anti inmigración fueron consultados por la campaña de Trump

NumbersUSA y Center for Immigration Studies dijeron que se habían reunido o mantenido conversaciones telefónicas con el candidato republicano o miembros de alto nivel de su campaña en el último año.
Reuters
07 octubre 2016 13:7 Última actualización 07 octubre 2016 13:7
trump

(Bloomberg)

NUEVA YORK.- Dos grupos que apoyan frenos a la inmigración legal hacia Estados Unidos y un control ideológico de extranjeros que quieren residir en el país dijeron que la campaña presidencial del republicano Donald Trump los consultó sobre sus políticas de inmigración.

NumbersUSA y Center for Immigration Studies (CIS), que durante años negaron acusaciones de tener posiciones radicales sobre la inmigración, dijeron que se habían reunido o mantenido conversaciones telefónicas con Trump o miembros de alto nivel de su campaña en el último año.

La campaña del aspirante republicano a la Casa Blanca declinó confirmar las reuniones.

Trump ha engrosado sus filas con partidarios de su postura de construir un muro en la frontera mexicana y de una prohibición temporal al ingreso de musulmanes al país. Pero estas ideas también generaron indignación de grupos por los derechos de inmigrantes y la condena en el extranjero.

NumbersUSA y CIS también quieren reducir la inmigración legal. Aproximadamente un millón de inmigrantes obtienen la residencia permanente en Estados Unidos cada año, según el Departamento de Seguridad Interior. Unos 11 millones de inmigrantes indocumentados vivían en el país en el 2014, desde un máximo de 12 millones en 2007, dijo Pew Research Center.

El principal responsable de NumbersUSA, Roy Beck, dijo que se había reunido con Trump en Nueva York y también habló con personas "al mayor nivel" de su campaña en varias ocasiones desde el otoño pasado, cuando el grupo aceptó invitaciones para encontrarse con aspirantes republicanos a la presidencia.

Gran parte del contacto fue por teléfono o correo electrónico. Beck no brindó detalles de lo que se discutió ni dijo quién participó de las conversaciones.

Mark Krikorian, director de CIS, cuyo eslogan es "baja inmigración, pro inmigrante", dijo que su grupo también había recibido pedidos por investigaciones y estudios de parte de la campaña de Trump durante meses.

En un discurso del 15 de agosto, Trump esbozó su plan de "control extremo" de inmigrantes, pidiendo una prueba ideológica para evaluar sus posiciones en diversos temas como la libertad religiosa, la igualdad de género y los derechos de los homosexuales, para asegurar que el país solo admita a personas "que comparten nuestros valores y respetan a nuestro pueblo".

Varios grupos han acusado a NumbersUSA y CIS de intentar usar argumentos masivos para vender sus propuestas cercanas al nacionalismo blanco.