Mundo

Griegos entran en pánico, retiran depósitos de los bancos y esconden dinero

Ante la inestabilidad económica, cada vez más son los griegos que optan por retirar su dinero de los bancos para guardarlo en sus casas; en tanto, este mes vence el programa de rescate para Grecia, con lo que podría quedarse sin financiamiento para devolver miles de millones de euros de deuda.
Bloomberg
04 febrero 2015 16:47 Última actualización 05 febrero 2015 5:0
Cada vez son más los griegos que optan por retirar su dinero de los bancos, para guardarlo en sus casas. (Bloomberg)

Cada vez son más los griegos que optan por retirar su dinero de los bancos, para guardarlo en sus casas. (Bloomberg)

Georgios Karavelas conduce un taxi en Atenas y en el último mes ha sido testigo silencioso de lo que están haciendo los griegos del llano con su dinero en efectivo.

Un pasajero le contó a alguien por su teléfono móvil que había retirado 25 mil euros del banco, se los llevó a su casa, aflojó un azulejo del baño y guardó allí el dinero, dijo. Otro llevó el efectivo a su pueblo y lo enterró en el jardín. Otro más armó una pequeña casa fuerte en una unidad de aire acondicionado en su balcón.

“No los culpo”, dijo Karavelas, de 37 años. “Obviamente eran personas que habían trabajado mucho para ganar su dinero, con familias y empleos, no oligarcas”.

Los retiros de los bancos griegos superaron probablemente los 15 mil millones de euros (17 mil 200 millones de dólares) en vísperas de las elecciones que catapultaron al poder a Alexis Tsipras y su partido Syriza contrario a la austeridad, incluido un mínimo de 11 mil millones de euros en enero, según cuatro banqueros que citaron datos preliminares. Las tensiones entre el nuevo gobierno, que ganó con una plataforma de alivio de la deuda, y los acreedores de Grecia, Alemania incluida, pueden mantener la presión.

“Las negociaciones con los acreedores serán un proceso prolongado. No podemos, por ende, descartar más presión sobre los depósitos”, dijo Wolfango Piccoli, director ejecutivo de Teneo Intelligence de Londres. “Hay mucha incertidumbre y eso puede volver a poner nerviosos a los depositantes”.

El programa de rescate de Grecia concluye el 28 de febrero y no llegar a un acuerdo con la troika de prestamistas de la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo podría dejar al país sin financiamiento para devolver miles de millones de euros de deuda en los próximos meses. Alemania está dispuesta a esperar hasta abril o mayo, cuando Grecia enfrente una crisis de liquidez, para reforzar su posición negociadora, dijo una persona al tanto del tema.

'MARATÓN BANCARIA'

La incertidumbre está teniendo efecto sobre los bancos del país. La promesa de Tsipras de renegociar la deuda de Grecia desató una liquidación de más del 37 por ciento en el Índice FTSE/Athex Banks en su primera semana en el cargo. Si bien las acciones se recuperaron posteriormente cuando Tsipras y su gobierno atenuaron sus afirmaciones anteriores, las preocupaciones respecto de los bancos griegos persisten.

Una salida de depósitos significa que deben depender más de los fondos del BCE, o sea los llamados fondos ELA a través del banco central griego, que necesitan la aprobación del BCE. Éste tiene previsto revisar hoy la línea de emergencia del banco central griego, y puede ordenar cortarla si la considera inadecuada. El procedimiento de revisión tiene lugar cada dos semanas.

La salida de depósitos antes de las elecciones podría rivalizar con las pérdidas de los bancos en 2012 cuando las elecciones sucesivas en mayo y junio alimentaron los temores de que Grecia abandonaría el euro.

“La historia de los depósitos griegos no es una corrida bancaria sino una maratón bancaria”, dijo Andreas Koutras, socio en In Touch Capital Markets Ltd. de Londres. “El dinero bien invertido hace rato que se fue y quedan pocas cuentas con más de 100 mil. El verdadero barómetro del miedo es la cantidad de moneda fuerte que se retira, no la cantidad que se transfiere fuera de Grecia. En los dos últimos meses se incrementó”.