Mundo

Gran Bretaña reabre su embajada en Irán tras ataque en 2011

El secretario británico de Relaciones Exteriores, Philip Hammond, vio cómo se izaba la bandera de su país en el jardín del opulento edificio del siglo XIX, mientras se entonaba el himno nacional. 
Reuters
23 agosto 2015 11:0 Última actualización 23 agosto 2015 11:7
Reapertura de la embajada de Gran Bretaña en Irán. (Reuters)

Reapertura de la embajada de Gran Bretaña en Irán. (Reuters)

TEHERÁN.- Gran Bretaña reabrió su embajada en Teherán, en una señal notable de cómo los lazos de Occidente con Irán se han descongelado desde que manifestantes irrumpieron en el lugar hace casi cuatro años.

El secretario británico de Relaciones Exteriores, Philip Hammond, vio cómo se izaba la bandera británica en el jardín del opulento edificio del siglo XIX, mientras se entonaba el himno nacional. En 2011, unos atacantes quemaron la bandera británica y saquearon la residencia del embajador.


"La ceremonia de hoy marca el final de una etapa en las relaciones entre nuestros países y el inicio de una nueva, que promete ser mejor", dijo Hammond.


El asalto provocó una crisis diplomática entre ambos países, dijo Hammond, pero la relación ha mejorado "paulatinamente" desde la elección del presidente iraní Hassan Rouhani, en 2013.

1
 

 

Reapertura de la embajada de Gran Bretaña en Irán. (Reuters)


El secretario británico de Relaciones Exteriores dijo que el acuerdo nuclear que la república islámica alcanzó con seis grandes potencias mundiales el mes pasado también era un hito importante.

1
 

 

Reapertura de la embajada de Gran Bretaña en Irán. (Reuters)


Hammond es el segundo secretario de Relaciones Exteriores de su país que visita Irán desde la revolución islámica de 1979 que derrocó al Sha, quien era apoyado por Estados Unidos. El último había sido Jack Straw en 2003.

Hammond estuvo acompañando por un pequeño grupo de líderes empresariales, entre ellos representantes de Royal Dutch Shell , de la empresa de servicios energéticos y mineros Amec Foster Wheeler y de la firma escocesa de ingeniería industrial Weir Group.