Gran Bretaña defenderá las Islas Malvinas: primer ministro
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gran Bretaña defenderá las Islas Malvinas: primer ministro

COMPARTIR

···
Mundo

Gran Bretaña defenderá las Islas Malvinas: primer ministro

12/03/2013
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.


Reuters
 

El primer ministro británico, David Cameron, advirtió a Argentina que Gran Bretaña siempre estará lista para defender a los ciudadanos de las remotas y disputadas Islas Malvinas, luego de que sus pobladores votaran casi unánimemente por seguir siendo británicos en un referendo.
 

Argentina, ubicada 500 kilómetros al oeste de las Islas Malvinas, ha reclamado el archipiélago del Atlántico Sur por casi 200 años y en 1982 invadió las islas y mantuvo una breve pero cruenta guerra con el Reino Unido, que en 74 días logró repeler el avance argentino.
 

Los primeros ciudadanos británicos se establecieron en las Islas Malvinas -denominadas Falklands en inglés- en el siglo XIX y hoy, 3 décadas después de la guerra, muchos aún se sienten fuertemente ligados a Gran Bretaña.
 

En un referendo que se realizó el domingo 10 de marzo y lunes 11 para enviar un mensaje desafiante a Argentina, la totalidad excepto 3 de las personas que emitieron su voto en las islas optaron por la alternativa de seguir siendo un Territorio Británico de Ultramar.
 

En su tierra natal ancestral, a 12,900 kilómetros de distancia, los canales de televisión británicos presentaron el fin de semana una cobertura en vivo desde las gélidas, ventosas y recónditas islas, y el reino celebró que los isleños votaran por el "sí".
 

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, ha incrementado la presión sobre Gran Bretaña para negociar la soberanía del archipiélago, algo a lo que Londres se resiste a menos que los propios isleños soliciten el diálogo.
 

La mayoría de los argentinos cree que las Islas Malvinas pertenecen por derecho al país sudamericano y son un fuerte símbolo nacional que une a enemigos políticos. Antes de la guerra, pocos británicos siquiera sabían dónde estaban ubicadas las islas. El ex secretario de Defensa, John Nott, reconoció que había consultado un globo terráqueo para recordar la posición geográfica del archipiélago.