Mundo

Gran Bretaña aumenta seguridad en fronteras tras atentando en París

La ministra del Interior, Theresa May, dijo que el aumento de la seguridad no se basa en información específica de inteligencia y que el nivel de alerta por amenaza en el país, que ya alcanza su segundo grado más alto, no ha cambiado.
Reuters
08 enero 2015 8:19 Última actualización 08 enero 2015 8:20
David Cameron

El premier inglés pidió a los escoceses que no voten por la independencia en el referéndum que se realizará la próxima semana. (Archivo/Reuters)

LONDRES. El gobierno británico aumentó la seguridad en sus fronteras, incluyendo los puertos y puestos de control que opera en territorio francés, en respuesta al mortal ataque a la oficina del semanario Charlie Hebdo en París.

La ministra del Interior, Theresa May, dijo que el aumento de la seguridad no se basa en información específica de inteligencia y que el nivel de alerta por amenaza en el país, que ya alcanza su segundo grado más alto, no ha cambiado.

"Luego de los ataques tomamos la medida precautoria ayer de elevar la seguridad en la frontera entre Gran Bretaña y Francia", explicó May.

"Funcionarios de la fuerza fronteriza, la policía y otras organizaciones que operan en la frontera británica han intensificado las revisiones a pasajeros, vehículos y bienes que provienen de Francia y otras partes de Europa", agregó.

Una portavoz del primer ministro, David Cameron, citó como ejemplo el aumento en la seguridad en puestos de control británicos en el puerto francés de Calais y en la terminal Eurostar en Paris, y agregó que Gran Bretaña envió a Francia a un experto en lucha contra el terrorismo.

Más temprano, el comité de respuesta a emergencias de Gran Bretaña, Cobra, se reunió para discutir el atentado en París, en el que hombres armados atacaron las oficinas del semanario Charlie Hebdo y mataron a doce personas.

El nivel de amenaza en Gran Bretaña indica que es altamente probable un ataque en ese territorio. Cameron dijo que los militantes que vuelven de Siria e Irak suponen el mayor riesgo a la seguridad del país.

May presidió la reunión, en la que agencias de inteligencia y asesores en seguridad nacional entregaron reportes. La portavoz de Cameron dijo que expertos policiales estaban listos para conversar con importantes medios de prensa británicos que temen por su seguridad.