Nunca dije cuándo se daría un ataque a Siria: Trump
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nunca dije cuándo se daría un ataque a Siria: Trump

COMPARTIR

···

Nunca dije cuándo se daría un ataque a Siria: Trump

En su cuenta de Twitter, el mandatario estadounidense dijo que la ofensiva militar en ese país podría ocurrir "muy pronto o no tan pronto".

12/04/2018
Actualización 12/04/2018 - 7:02
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

BEIRUT.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, matizó este jueves una advertencia previa sobre una inminente ofensiva militar contra Siria en represalia por un supuesto ataque con armas químicas contra civiles al decir que "podría ocurrir muy pronto o no tan pronto".

"Nunca dije cuándo se llevaría a cabo un ataque contra Siria", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

El mandatario estadounidense prometió tomar una acción rápida y decisiva contra Siria desde que se conocieron reportes de un supuesto ataque con gas venenoso que provocó la muerte a decenas de personas.

Damasco ha negado la responsabilidad por el incidente y ha ampliado la brecha entre Occidente y Moscú, que respalda al Gobierno sirio.

Twitter

El miércoles, y pese a que Trump había dicho previamente que no "transmitiría" sus acciones en Siria, afirmó en una publicación en la red social que los misiles "¡llegarán lindos y nuevos e 'inteligentes'!".

Sin embargo, el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, adoptó un tono más cauteloso el miércoles y afirmó que Washington aún está evaluando inteligencia sobre el supuesto ataque con gas tóxico.

El Gobierno de Siria logró el control total de la última ciudad de los suburbios de Damasco que seguía en manos de los rebeldes y que fue escenario de un supuesto ataque químico el pasado fin de semana, dijo el ejército de Rusia.

La toma podría suponer una gran victoria para el presidente de Siria, Bashar al-Assad, mientras Estados Unidos y sus aliados consideran ataques militares contra el país en respuesta al presunto ataque químico que causó 40 muertos.

Damasco no ha realizado todavía un anuncio oficial y no hubo indicios de que las tropas sirias hayan entrado a Duma este jueves. En la localidad se izó una bandera gubernamental, según un grupo opositor que monitorea la guerra civil siria.

Las televisoras sirias emitieron imágenes de civiles en autos que llevaban banderas sirias, cruzando de Damasco a Duma.

Duma y el enclave de Guta oriental, en las afueras de Damasco, fueron un importante feudo opositor durante los ocho años que dura ya el conflicto. Su entrega a las tropas gubernamentales se produce luego de años de asedio militar y de una intensa ofensiva de varios meses.

Mientras, los sirios se preparaban para un posible ataque de Estados Unidos en repuesta a un supuesto ataque con armas químicas en Duma el pasado sábado. El Ministerio de Exteriores de Damasco calificó la amenaza vertida por el presidente Donald Trump de "imprudente” y un peligro para la paz y la seguridad internacional.

De acuerdo con el pacto de evacuación para Guta oriental, que estuvo mediado por Rusia, el principal aliado de Assad, solo la policía siria entrará a la ciudad. Además se formará otro cuerpo policial que incorporará a antiguos rebeldes y se desplegará en Duma.

Las autoridades llevaban a cabo ahora la evacuación de los combatientes y civiles que se negaron a sumarse al acuerdo. Este jueves todavía quedaban combatientes rebeldes en Duma, explicó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Gran Bretaña que monitorea el conflicto sirio.

Los líderes de Jaish al-Islam, o Ejército del Islam, el grupo rebelde más fuerte de Ghouta oriental y que controlaba Douma, han abandonado la zona. No estuvo claro si los combatientes que permanecen en la ciudad serán reubicados o si entregarán sus armas para ingresar a la nueva fuerza policial.

Placeholder block
Fuente: Reuters

El comunicado del Ministerio de Defensa de Rusia siguió a un día caótico en Duma, donde rebeldes dispararon a combatientes de la oposición que abandonaban la localidad en virtud del conocido como acuerdo de evacuación.

El pacto estuvo mediado por Moscú e incluye la entrega del territorio a las tropas de Assad y el final de un asedio militar de meses de duración.

La situación en Duma, justo al este de la capital siria, se está “normalizando”, explicó el Ministerio de Defensa de Rusia. Las fuerzas de Moscú se están desplegando en la ciudad para tranquilizar a los civiles que siguen allí, apuntó el Observatorio.

Las balaceras del miércoles se produjeron durante la salida del último grupo de civiles y rebeldes, luego de que partidarios de Damasco intentaron izar banderas del gobierno sobre algunos edificios de la ciudad y corearon lemas en favor del dirigente antes de que se completase la evacuación.

Algunos periodistas rusos que habían entrado a Duma con una delegación para la reconciliación resultaron heridos en la refriega. El jueves se realizarán más evacuaciones, añadió el Observatorio.

Más de 13 mil 500 combatientes y sus familias salieron de Duma este mes, según Rusia.