Mundo

Gobierno impide a Capriles salir de Venezuela 

El líder opositor tenía previsto reunirse el viernes en Nueva York con el Alto Comisionado Zeid Ra'ad Al Hussein; en el aeropuerto le quitaron el pasaporte.
AFP
18 mayo 2017 13:46 Última actualización 18 mayo 2017 13:46
Henrique Capriles

(Reuters)

CARACAS.- El gobierno venezolano impidió viajar a Nueva York al líder opositor Henrique Capriles, quien iba a denunciar ante el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU la "represión" en las protestas contra el presidente Nicolás Maduro, que dejan 43 muertos.

"No voy a poder asistir a la reunión con el Alto Comisionado de los Derechos Humanos, estoy fuera de área de Migración sin pasaporte", aseguró Capriles por Periscope desde el aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas.

En imágenes que difundió en esa red social, se le ve en una oficina de Migración del aeropuerto reclamando ante las autoridades y escoltado por policías. "Se me ha informado que mi pasaporte ha sido anulado", afirmó.

Capriles tenía previsto reunirse el viernes en Nueva York con el Alto Comisionado Zeid Ra'ad Al Hussein, a quien, según había dicho más temprano, le iba a presentar los casos de los "caídos, heridos, presos, represión".

Zeid reaccionó en un mensaje en Twitter. "Espero que confiscación pasaporte @hcapriles no sea una medida de represalia porque se iba a reunir conmigo mañana en @UN", escribió.

Tras salir del aeropuerto, Capriles se disponía a sumarse a una marcha de opositores en rechazo a lo que llaman una "brutal represión" contra las protestas que iniciaron hace siete semanas y que han terminado en batallas campales entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

"¿Quienes somos? Venezuela ¿Qué queremos? ¡Libertad!", gritan los manifestantes que marchan desde distintos puntos de la capital. Otras manifestaciones también se desarrollarán en ciudades del interior.

Las protestas tienen como caldo de cultivo un grave deterioro económico y social en el país petrolero, con severa escasez de alimentos y medicinas, la inflación más alta del mundo -que escalaría a 720 por ciento este año según el FMI- y una criminalidad desbordada.

"Esto es resistencia. Sabemos que nos van a reprimir pero tenemos que salir a protestar, hay gente muriendo de hambre y por falta de medicinas", declaró un músico de 45 años que se identificó como Napolenrique.