Mundo

Gobierno de Hong Kong llama a manifestantes a retirarse de las calles

El superintendente de la policía, Hui Chun-tak, no descartó el uso del gas pimienta si la situación se agrava la noche de este jueves, aunque prometió que en todo caso se usará "la fuerza apropiada"; el plazo para que el jefe ejecutivo de Hong Kong, C.Y. Leun, dimita, vence este jueves a la media noche local.
Notimex
02 octubre 2014 7:37 Última actualización 02 octubre 2014 7:37
Hong Kong

Los manifestantes se mantienen en las calles de Hong Kong, por lo que el gobierno les hizo un nuevo llamado a cesar con las protestas. (Reuters)

HONG KONG. El gobierno de Hong Kong hizo la tarde de este jueves un nuevo llamado a los manifestantes a que se retiren de los alrededores de la oficina del jefe ejecutivo de Hong Kong, C.Y. Leung, y otros sitios en que se mantienen en protesta.

Los cinco días de manifestaciones en diferentes zonas de Hong Kong han afectado la vida de la gente, la economía y la operación gubernamental, dijo un vocero oficial a la radio y televisión de la ex colonia británica (RTHK).

Por su parte el superintendente de la policía, Hui Chun-tak, a través de uno de sus portavoces no descartó el uso del gas pimienta si la situación actual se agrava esta noche, aunque prometió que en todo caso se usará "la fuerza apropiada".

A la media noche de este jueves vence el ultimátum dado por los manifestantes al jefe ejecutivo de Hong Kong, C.Y. Leung, para que renuncie en el marco de las protestas para alcanzar el voto universal directo en los comicios de 2017.

La policía de la excolonia británica aseveró que cuenta con la capacidad suficiente para proteger los edificios gubernamentales, en referencia a que los manifestantes advirtieron que si no se da la renuncia del funcionario, tomaran oficinas públicas.

El vocero policial también advirtió que no se tolerará ninguna toma de instalaciones oficiales, y agregó que bomberos y policías han visitado esas instalaciones para tomar las medidas necesarias.

Las acciones de la policía serán tomadas cuando se considere necesario, agregó el vocero del superintendente policial citado por la edición electrónica del South China Morning Post (SCMP).

Antes se habían reportado en las oficinas gubernamentales centrales roces entre manifestantes y policías, quienes lograron establecer un estrecho corredor por donde ingresaron cajas con leyendas de "bastones", "inflamable" y "corrosivo".

Los manifestantes pedían a gritos a los policías que explicaran de qué se trataba, pues sospechaban que era equipo antidisturbios, dijeron al SCMP.