Mundo

Gobernador de Texas rechaza perdonar a mexicano condenado a muerte

01 febrero 2014 3:18 Última actualización 10 enero 2014 11:1

[En Texas, estado gobernado por Rick Perry, hay 12 mexicanos condenados a muerte. / Bloomberg / Archivo] 


 
Roxana González
El mexicano Edgar Tamayo Arias no será perdonado por las autoridades de Texas que lo condenaron a muerte desde 1994 a pesar de los esfuerzos del gobierno mexicano.
 
La cónsul general en Austin, Rosalba Ojeda y Cárdenas, confirmó que el gobernador de Texas, Rick Perry, rechazó la solicitud para que el connacional no sea ejecutado el próximo 22 de enero.
Tamayo fue sentenciado a pena de muerte por el asesinato el policía Guy Gaddis, quien lo detuvo luego de cometer un robo en las afueras de un bar de la ciudad de Houston.
Sin embargo durante el proceso le fue negada la asistencia consular que consagra la Convención de Viena, por lo que México presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia que en el año 2004 ordenó revisar su caso y el de 50 mexicanos más sentenciados a la máxima pena, cuyos derechos consulares también fueron violados, en el denominado Caso Avena.
En conferencia de prensa en el último día de la 25 Reunión Anual de Cónsules y Embajadores, Ojeda y Cárdenas destacó además que en Texas actualmente 300 reos en espera de ser ejecutados, de los cuales, 12 son mexicanos, incluido Tamayo.
“Ustedes saben Texas es un Estado en el que la pena de muerte es algo cotidiano, pero no por ello vamos a dejar de insistir hasta el último momento”, dijo la diplomática.
Por último, destacó que en los últimos 20 años, el gobierno de Texas ha ejecutado a ocho mexicanos y las últimas de ellas se llevaron a cabo en los años 2002, 2008 y 2011.