Mundo

Funcionarios de EU niegan presión de Trump en caso ruso

El jefe de Inteligencia y el director de la Agencia Nacional de Seguridad rechazaron que el presidente estadounidense les pidiera modificar la investigación sobre la presunta intervención de Rusia en las elecciones de 2016.
AFP
07 junio 2017 11:45 Última actualización 07 junio 2017 11:45
Dan Coats

Dan Coats y Michael Rogers. (AP)

El director nacional de Inteligencia de Estados Unidos, Dan Coats, y el responsable de la Agencia Nacional de Seguridad, Michael Rogers, negaron este miércoles ante el Senado haber recibido presiones de la Casa Blanca.

"Jamás sufrí ninguna presión para intervenir de cualquier forma para orientar políticamente la inteligencia", dijo Coats, al tiempo que Rogers apuntó que "nadie me ha pedido que haga algo ilegal, inmoral, poco ético o inapropiado".

La Comisión de Inteligencia del Senado toma este miércoles los testimonios de jefes de inteligencia en medio a una polémica por supuesta presión del presidente Donald Trump sobre esos órganos de seguridad.

Un artículo publicado este miércoles en el diario The Washington Post afirmó que la Casa Blanca había presionado a Coats y Rogers para que nieguen cualquier eventual colusión del comité de campaña de Trump con Rusia durante la campaña electoral de 2016.

Además de Coats y Rogers, los senadores interrogaron al director interino del FBI, Andrew McCabe, y al Fiscal General Adjunto, Rod Rosenstein.

Sin embargo, el testimonio más esperado de esta secuencia ocurrirá este jueves, cuando los senadores tomen el testimonio del ex director del FBI, James Comey, quien habría sugerido en un memorando interno presiones directas de parte de Trump.

En la sesión de este miércoles, Coats y Rogers fueron enfáticos; negaron ser presionados por parte de la Casa Blanca, pero los cuatro funcionarios no quisieron comentar detalles de sus pláticas personales con Trump.

Coats mencionó que la audiencia de este miércoles era pública. "En lo que se refiere a temas de inteligencia o cualquier otro tema discutido (con Trump), me parece inapropiado compartirlo públicamente", dijo.

Por su lado, el mandatario estadounidense niega cualquier complicidad con Rusia para influenciar el resultado de las elecciones presidenciales.