Mundo

Fuerzas ucranianas se acercan a Donetsk

Fuerzas ucranianas se están acercando a Donetsk, ciudad controlada por los prorrusos; en últimos días, la ofensiva del gobierno encabezado por Petro Poroshenko se ha concentrado a los reductos rebeldes de Donetsk y Lugansk, así como la ciudad de Horlivka, más pequeña pero estratégicamente importante.
AP
05 agosto 2014 7:57 Última actualización 05 agosto 2014 8:4
Etiquetas
Donetsk

Fuerzas ucranianas se están acercando a Donetsk. En la imagen prorusos caminan en un campo de girasoles ubicado en esa zona. (Reuters)

DONETSK. Fuerzas ucranianas tomaron un retén en el acceso occidental a la ciudad de Donetsk, controlada por rebeldes prorrusos, a medida que el gobierno avanza gradualmente en su campaña para aplastar a las fuerzas separatistas.

Un tanque con la bandera azul y amarilla de Ucrania llegó al suburbio de Marinka, sobre una arteria clave hacia Donetsk. Se advertían combatientes rebeldes en posiciones de francotirador en una zona cercana al centro de la ciudad.

La ofensiva del gobierno contra los separatistas se ha concentrado últimamente en el asedio a los reductos rebeldes de Donetsk y Lugansk, así como la ciudad de Horlivka, más pequeña pero estratégicamente importante.

Después de un lapso relativamente pacífico en que solo se produjo un intento rebelde de tomar el aeropuerto, Donetsk ha sufrido cañoneos en las últimas semanas. Las autoridades calculan que unos 200 mil del millón de habitantes han abandonado sus hogares. El aeropuerto está cerrado, pero los trenes y autobuses funcionan.

Los separatistas prorrusos del este de Ucrania luchan contra el gobierno de Kiev desde abril. Ucrania y los países occidentales acusan a Moscú de proporcionarles pertrechos y asesoría, algo que el Kremlin niega.

Las potencias occidentales también acusan a Rusia de proporcionar a los insurgentes los misiles tierra-aire utilizados posiblemente para derribar un avión de pasajeros de Malaysia Airlines sobre territorio rebelde el 17 de julio. Las 298 personas a bordo murieron.

A pesar de la presencia de fuerzas gubernamentales en el acceso occidental a Donetsk, funcionarios de la defensa dijeron que la situación seguía siendo inestable.

Un vocero de la operación militar en el este, Oleksiy Dmitrashkovsky, dijo que se preveían nuevos combates antes de obtener el pleno control de Marinka.