Mundo

Fuerzas israelíes matan a tres palestinos por intentos de agresión

Un palestino hirió a dos guardias con un cuchillo y fue abatido a tiros, mientras que otro murió baleado mientras trataba de atacar a un soldado con un destornillador y un tercer sujeto recibió disparos por intentar atropellar a un efectivo israelí.
Reuters
24 diciembre 2015 8:0 Última actualización 24 diciembre 2015 8:2
Jerusalén

Los ataques a judíos iniciaron hace 12 semanas.  (Reuters)

JERUSALÉN.- Fuerzas israelíes mataron a tres palestinos por diversos actos de agresión en la ocupada Cisjordania, dijeron autoridades del Estado judío, en medio de una incesante oleada de violencia que ya lleva 12 semanas.

Uno de los factores que desataron la reciente ola de violencia está relacionado con un incidente ocurrido el 31 de julio, cuando supuestos fanáticos judíos provocaron un incendio que causó la muerte de un bebé palestino y de sus padres, sin que Israel tomara medidas en el caso.

Imágenes de video de judíos de extrema derecha burlándose de las víctimas del incendio generaron indignación en Israel y dieron paso a debate sobre si la filtración buscaba influir a la opinión pública en favor de realizar un duro interrogatorio a varios sospechosos bajo custodia estatal.

Emitido por la televisión israelí a última hora del miércoles, el video muestra un casamiento en Jerusalén la semana pasada en el que un invitado apuñalaba una foto de Ali Dawabsheh, el bebé de 18 meses, mientras otros agitaban rifles de asalto, cuchillos y lo que parecía ser un cóctel molotov.

"Las impactantes imágenes que fueron emitidas muestran la verdadera cara de un grupo que constituye un peligro para la sociedad israelí y para la seguridad de Israel", dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu. "Las imágenes subrayan cuán importante es una fuerte Agencia de Seguridad de Israel para la seguridad de todos", agregó.

Israel ha sugerido que una acusación sobre el incendio deliberado en el pueblo cisjordano de Duma es inminente, pero algunos de los abogados de los sospechosos han acusado a la agencia de seguridad, también conocida como Shin Bet, de tratar de obtener confesiones falsas mediante tortura.

Shin Bet, en un inusual comunicado, negó haber torturado a alguno de los sospechosos y dijo que se estaban "difundiendo mentiras para minar la investigación".

En el último episodio de violencia, un palestino hirió a dos guardias con un cuchillo cerca de un asentamiento judío en Cisjordania y fue abatido a tiros. En otros puntos de la zona ocupada, otro palestino murió baleado mientras trataba de atacar a un soldado con un destornillador y un tercer sujeto recibió disparos por intentar atropellar a un efectivo israelí.