Mundo

Fuerzas iraquíes capturan último bastión de Estado Islámico en Ramadi

Recapturar Ramadi, que cayó en manos de los milicianos del EI en mayo, sería una de las victorias más importantes logradas por las fuerzas armadas de Irak desde que el grupo militante conquistó un tercio del territorio iraquí en 2014.
Reuters
27 diciembre 2015 11:29 Última actualización 27 diciembre 2015 11:39
REBELDES SIRIOS

Milicianos de la organización Estado Islámico se apoderaron de un yacimiento de petróleo en el este de Siria, en su intento por consolidar su control de una zona a lo largo del río Éufrates en Siria e Irak. (Archivo Reuters)

BAGDAD.- Las fuerzas iraquíes se hicieron con el control total del complejo gubernamental del centro de Ramadi, el último bastión de los militantes de Estado Islámico en la ciudad, que se ubica en el oeste del país, dijo un portavoz militar.

"Al controlar el complejo, eso significa que fueron derrotados en Ramadi", afirmó Sabah al-Numani, un portavoz de la fuerza que lidera el combate por el lado del Gobierno. "El próximo paso es acabar con los focos de resistencia que pueda haber aquí o allá en la ciudad".

"El complejo está bajo nuestro control total, no hay presencia de combatientes del Daesh en el complejo", informó, usando un acrónimo árabe para referirse a Estado Islámico.


Recapturar Ramadi, que cayó en manos de los milicianos del EI en mayo, sería una de las victorias más importantes logradas por las fuerzas armadas de Irak desde que el grupo militante conquistó un tercio del territorio iraquí en 2014.

La ofensiva de las fuerzas gubernamentales iraquíes está respaldada por apoyo aéreo de una coalición internacional liderada por Estados Unidos. Milicias chiítas respaldadas por Irán, que jugaron un papel importante en otra ofensiva contra el EI, se mantuvieron alejadas del campo de batalla en Ramadi para evitar tensiones sectarias.

Si la ofensiva en Ramadi tiene éxito, será la segunda ciudad más importante recuperada por el gobierno iraquí después de Tikrit, en abril. Funcionarios dijeron que la administración se entregaría a la policía local y a una fuerza tribal suní una vez que la ciudad esté asegurada.

Después de Ramadi, el ejército planea intentar retomar la ciudad norteña de Mosul, mayor centro de población bajo control del Estado Islámico en Irak y Siria.

La expulsión de los milicianos de Mosul, que tenía una población antes de la guerra de cerca de 2 millones, eliminaría su estructura estatal en Irak y los privaría de una importante fuente de financiación, que proviene en parte del petróleo y en parte de las tasas e impuestos a los residentes.

:
Todas las notas MUNDO
Hallan 74 cuerpos de inmigrantes en una playa de Libia
Hay 1.4 millones de niños en riesgo inminente de morir de hambre: UNICEF
Malasia aún no determina la causa de muerte del Kim Jong-nam
Avioneta se estrella contra centro comercial en Australia
Canadá registra aumento de peticiones de asilo
Tillerson y Kelly se reunirán este jueves con Peña Nieto
Grecia se hunde aún más en la pobreza, a pesar de 7 años de rescates
Sismo remece a la capital de Panamá; no hay reportes de daños
Trump designa a nuevo asesor de Seguridad Nacional
Embajador ruso ante la ONU muere en Nueva York
Oficialismo aventaja en elección presidencial de Ecuador, pero le acecha una segunda vuelta
Líderes anuncian cumbre de la UE para decidir futuro sin Gran Bretaña
Le Pen avanza en encuestas por temores de seguridad
Trump recibe plan de paz para Ucrania, según The New York Times
Pence tranquiliza a la UE con mensaje de apoyo de Trump
Legisladores británicos debaten revocar invitación a Trump
Crisis entre Norcorea y Malasia tras asesinato de Kim Jong-nam
ONU y gobierno declaran hambruna en parte de Sudán del Sur
Un mes de Trump... caos, decretos, tensión
Ciencia, tecnología e ingeniería se verían afectadas por Trump
Comentario de Trump causa 'roces' entre Suecia y EU
Estados Unidos planea detención y deportación agresiva de indocumentados
Teléfono de Hitler, vendido en 243 mil dólares
Ecuatorianos celebran elecciones para sucesor de Rafael Correa
El discreto estilo de Rex Tillerson