Mundo

Fuerzas especiales iraquíes se suman a la ofensiva de Mosul

Intensos ataques se registran entre las fuerzas especiales de Irak y del Estado Islámico para posicionarse en la comunidad de Mosul.
AP
20 octubre 2016 1:15 Última actualización 20 octubre 2016 1:16
Mosul, Irak

Las fuerzas curdas conocidas como peshmerga, que también participan en la ofensiva, anunciaron una "operación a gran escala" al norte y nordeste de Mosul.(Reuters)

KHAZER, Irak.- Las fuerzas especiales iraquíes se han sumado a la operación de Mosul con una ofensiva antes del amanecer sobre una localidad cercana controlada por el grupo extremista Estado Islámico, que respondió con intensidad al ataque.

Las Fuerzas Antiterroristas avanzaron sobre la ciudad de Bartalla con ayuda de artillería pesada y ataques aéreos de la coalición que lidera Estados Unidos, indicó el general Maan al-Saadi. La gran campaña para recuperar Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak, entraba el jueves en su cuarto día.

Se esperaba que las fuerzas especiales liderasen el camino hacia la ciudad, donde enfrentarán una feroz resistencia en un paisaje urbano donde los milicianos del grupo radical preparan una gran batalla.

La ofensiva es la mayor operación de las fuerzas iraquíes desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003. Se espera que lleve semanas o meses.

Las fuerzas curdas conocidas como peshmerga, que también participan en la ofensiva, anunciaron una "operación a gran escala" al norte y nordeste de Mosul el jueves.

"La operación será en tres frentes", indicaron los peshmerga en un comunicado, tras recientes avances de sus fuerzas al este de Mosul y de las tropas iraquíes al sur.

Amer al-Jabbar, un soldado de 30 años de las fuerzas especiales iraquíes, dijo estar contento de participar en el ataque y que confiaba en vengar a dos hermanos caídos cuando combatían en las fuerzas de seguridad iraquíes.

"Tenía un hermano que se convirtió en un mártir en 2007 y otro que se convirtió en un mártir en 2014", dijo. "Quiero vengarlos y estoy dispuesto a morir".

Un intenso tiroteo se desató cuando la caravana de unos 1.000 agentes de fuerzas especiales avanzó hacia Bartalla. Las tropas se encontraban a unos 15 kilómetros (9 millas) de Mosul.

El grupo EI tomó Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak, dentro de una ofensiva relámpago en el verano de 2014. El grupo extremista ha sufrido una serie de derrotas en el último año y Mosul es su último gran bastión urbano en Irak.

Las fuerzas especiales iraquíes, entrenadas por Estados Unidos, están consideradas como mucho más capaces que los cuerpos que se derrumbaron ante el avance del grupo extremista en 2014. Han jugado un papel clave en la liberación de varias ciudades y pueblos en el último año, incluidas Ramadi y Fallujah, en la provincia occidental de Anbar.