Mundo

Fuerzas de Ucrania controlan zonas prorrusas

El gobierno ucraniano dijo que sus fuerzas controlan ahora 23 de las 36 regiones locales dentro de las provincias de Donetsk y Lugansk, las dos regiones fronterizas con Rusia que son el foco de la insurgencia prorrusa.
AP
04 julio 2014 8:29 Última actualización 04 julio 2014 8:30
Etiquetas
Ucrania

El ejército ucraniano recuperó el control de zonas separatistas. (Reuters)

KIEV. Las fuerzas gubernamentales han expulsado a los separatistas prorrusos armados de más de una decena de ciudades de Ucrania, pero Rusia sigue emplazando efectivos cerca de la frontera y los rebeldes han atacado puestos fronterizos en ambos lados de la frontera, aseguró un alto funcionario de seguridad.

En tanto, no había visos de nuevas conversaciones de paz, cuatro días después de que expiró un alto el fuego.

Líderes de Rusia y Europa han exhortado a iniciar conversaciones con los rebeldes para este sábado, pero no se ha anunciado encuentro alguno todavía.

El secretario del Consejo Nacional de Seguridad, Andriy Parubiy, dijo que las fuerzas del gobierno estaban atacando posiciones rebeldes con artillería y aviones, y que 17 pueblos han sido recapturados desde que expiró el alto el fuego unilateral este lunes.

Agregó que las fuerzas ucranianas controlan ahora 23 de las 36 regiones locales dentro de las provincias de Donetsk y Lugansk, las dos regiones fronterizas con Rusia que son el foco de la insurgencia.

"Continúa la lucha con el objetivo de defender la frontera y liquidar a los terroristas en las regiones de Lugansk y Donetsk", dijo Parubiy en una conferencia de prensa.

"Esto ocurre en momentos en que hay un movimiento constante de pertrechos y de fuerzas armadas de la Federación Rusa, cerca de la frontera de Ucrania", añadió.

Dijo que los puestos de control fronterizos ucranianos en las regiones de Lugansk y Donetsk están siendo atacados y que esos ataques vienen tanto desde el interior de Ucrania como del territorio ruso. Una de las razones por las que el alto el fuego no se extendió esta semana fue que los rebeldes no devolvieron tres puestos fronterizos, como exige el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko.

Los rebeldes atacaron el aeropuerto de Donetsk durante la noche y un testigo dijo que una torre de radar o con equipo de comunicaciones aún ardía por la mañana.

Ucrania ha acusado a Rusia de estar armando y apoyando a los rebeldes, lo que Rusia niega.

Los rebeldes piden unirse a Rusia y los nacionalistas rusos han instado al presidente Vladimir Putin que envíe tropas a Ucrania, pero Putin se ha resistido a tales demandas, aparentemente por temor a más sanciones occidentales.