Mundo

Fuerzas de EU asesoran al ejército de Irak

El general Martin Dempsey, presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor del Ejército de Estados Unidos, dijo que un pequeño grupo de asesores ya se ha establecido de forma preliminar en la base aérea de Ain al-Asad.
16 noviembre 2014 14:58 Última actualización 16 noviembre 2014 14:59
Etiquetas
Irak

Francia anunció que enviará armas a Irak para combatir a las fuerzas kurdas. (Reuters)

BASE AÉREA INCIRLIK, Turquía.- Las fuerzas estadounidenses comenzaron a asesorar a las tropas iraquíes en la provincia occidental de Anbar, como parte de la rápida ampliación de una operación considerada crucial en la campaña contra el Estado Islámico, dijo a Reuters el máximo general estadounidense.

El general Martin Dempsey, presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor del Ejército de Estados Unidos, dijo que un pequeño grupo de asesores ya se ha establecido de forma preliminar en la base aérea de Ain al-Asad, en una provincia controlada en su mayoría por el grupo islámico.

También tienen previsto comenzar a entrenar a la séptima división del Ejército iraquí, que sufrió importantes reveses durante los avances del EI en el país en el verano boreal.


"Tenemos un equipo de entrenamiento, asesoramiento y asistencia en la base aérea de al-Asad", dijo Dempsey en una entrevista realizada el sábado.

"También estamos trabajando ya con la séptima división, para ayudarles a planificar, comprender la amenaza y asesorarles sobre la mejor forma de consolidar sus fuerzas", añadió.

La administración del presidente Barack Obama anunció el 7 de noviembre el envío de hasta 1.500 soldados más a Irak, ampliando su misión de asesoramiento e iniciando el entrenamiento de las fuerzas de Bagdad.

La capacidad y voluntad de la séptima división de enfrentarse a las fuerzas militantes suníes en Anbar podría ser vital en cualquier ofensiva sostenida para contrarrestar los avances del EI.

El grupo yihadista conquistó las dos principales ciudades de Anbar, Falluja y Ramadi, varios meses antes de hacerse con el control de parte del país, enfrentándose en ocasiones a la escasa resistencia de las fuerzas gubernamentales iraquíes.

Dempsey describió a las tropas estadounidenses en la base -compuestas por unos 50 efectivos- como un grupo preliminar que establecerá el lugar de entrenamiento en al Asad.

"Hay un contingente adecuado allí, preparado para protegerse y para asesorar, pero deberá ampliarse algo más (...) para establecer la base de entrenamiento", comentó. (Editado en español por Carlos Serrano)