Mundo

Fuertes lluvias por restos de 'Patricia' inundan Texas

Luego del paso de la depresión tropical 'Patricia' al norte de México, el meteoro alimentó lluvias intensas al sur de Estados Unidos, lo que originó inundaciones en varias partes de Texas. 
Reuters
24 octubre 2015 18:30 Última actualización 24 octubre 2015 18:30
Inundaciones en Texas

Niños se detienen en el borde del agua en un camino inundado por Bull Creek después de las lluvias en Austin, Texas. (Reuters)

Fuertes lluvias alimentadas por los restos del huracán 'Patricia' inundaron varias partes de Texas el sábado, provocando riadas, haciendo descarrilar un tren de mercancías y obligando a evacuaciones en al menos un condado, dijeron funcionarios.

Ciudades de la región del Golfo de México como Houston se preparaban para inundaciones, mientras los sistemas lluviosos alimentados por 'Patricia' -convertida ahora en una depresión tropical tras llegar a la costa oeste de México como un poderoso huracán- cruzaban el estado.

Houston, la segunda zona metropolitana más poblada del estado, con 6.1 millones de habitantes, estaba bajo alerta de tornado hasta las 20:00 hora local (0300 GMT del domingo).

No había muertes confirmadas. Pero en San Antonio, una mujer reportó que el agua arrastró a su novio hasta el drenaje de una acequia cuando paseaba a su perro temprano el sábado, y fue declarado desaparecido, dijeron funcionarios.

Una riada en el condado de Navarro, al sur de Dallas, fue tan potente que sacó a un tren de carga de Union Pacific de las vías, según un portavoz de la compañía e imágenes de televisión. No se informó si había heridos.

La lluvia caída en poco más de un día fue de 50 centímetros por metro cuadrado en la localidad de Powell, en la zona de Dallas, según un reporte. Decenas de vuelos fueron cancelados en el Aeropuerto Internacional de Dallas/Fort Worth.

Casi todas las grandes ciudades de Texas tenían en vigor alertas y advertencias por inundaciones durante el fin de semana, una zona con millones de habitantes. En el área de Galveston, las autoridades instaron a la evacuación voluntaria de los ancianos y enfermos de la Península Bolívar.