Mundo

Fuertes bombardeos al este de Ucrania; prorrusos rechazan cese al fuego

En Vuhlehirsk, a unos 10 kilómetros al oeste de Debaltseve -una ciudad e intersección ferroviaria en poder del gobierno que ha sido centro de la mayor parte de los enfrentamientos en las últimas semanas-  se escucharon fuertes bombardeos.
Reuters
16 febrero 2015 6:55 Última actualización 16 febrero 2015 6:55
Ucrania

Según Kiev en la zona de Vuhlehirsk han muerto 4 soldados ucranianos y 21 resultaron heridos. (Reuters)

VUHLEHIRSK. Una ciudad en poder del gobierno en el este de Ucrania se encontraba entre dos áreas controladas por rebeldes que estaban bajo fuertes bombardeos, un día después del comienzo de un cese al fuego que separatistas respaldados por Rusia dicen que no se aplica en el área.

Una fuente militar en Kiev dijo que cuatro soldados ucranianos murieron y 21 resultaron heridos desde que entró en efecto este domingo el cese al fuego negociado por varios países.

Un corresponsal de Reuters en Vuhlehirsk, a unos 10 kilómetros al oeste de Debaltseve -una ciudad e intersección ferroviaria en poder del gobierno que ha sido centro de la mayor parte de los enfrentamientos en las últimas semanas- escuchó fuertes bombardeos, con explosiones que se registraban aproximadamente cada diez segundos.

El cese al fuego fue negociado en una cumbre de líderes de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia la semana pasada en Bielorrusia, en un intento por poner fin a 10 meses de conflicto en el este de Ucrania en el que han muerto más de 5 mil personas.

Aunque los enfrentamientos en general cesaron en los primeros minutos del domingo tras la entrada en vigor del cese al fuego, el portavoz militar Anatoly Stelmakh dijo a los periodistas que los combates alrededor de Debaltseve habían continuado e, incluso, aumentado.

"Los grupos armados ilegales no están respaldando el cese al fuego", afirmó, y agregó que los rebeldes estaban usando cohetes Grad y tanques para atacar a fuerzas del Gobierno que controlan la ciudad.

"El número de ataques contra Debaltseve incluso han aumentado en comparación con los días previos y están usando todo tipo de armas", aseguró Stelmakh.

"Los terroristas han recibido la orden de tomar Debaltseve a cualquier precio", agregó.

En total, las posiciones del gobierno han sido atacadas 112 veces por los rebeldes en las últimas 24 horas y las fuerzas de Kiev sólo han disparado cuando han sido agredidas, según Stelmakh.