Mundo

Francia pide a UE frenar libre comercio con EU por espionaje

10 febrero 2014 4:50 Última actualización 03 julio 2013 10:53

  [Bloomberg] 


 
AP

París— El gobierno francés anunció el miércoles que desea que el inicio de importantes negociaciones comerciales entre Estados Unidos y la Unión Europea se postergue unas dos semanas en tanto las naciones europeas analizan el impacto del presunto espionaje estadounidense a sus aliados en el viejo continente.

El país galo, cuyo gobierno socialista nunca ha parecido demasiado entusiasta sobre el acuerdo de libre comercio, intentará que otros miembros de la Unión Europea acepten su solicitud, pero sus posibilidades parecían escasas. Ni la Comisión Europea, que negocia para los 28 estados miembros, ni Alemania mostraron indicios de aceptar la demora en las conversaciones planeadas para comenzar a principios de la semana próxima, luego de meses de esfuerzos para lograr una postura común europea.

El martes por la noche, la Comisión dijo que el inicio programado de las negociaciones técnicas en Washington "no debería verse afectado" por el escándalo de vigilancia que ha surgido en los últimos días. Sin embargo, Francia protestó.

"Nos parecería adecuado suspenderlas temporalmente, por un periodo de 15 días", dijo el miércoles a los reporteros la vocera gubernamental francesa, Najat Vallaud-Belkacem.

Tras los informes de que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA por sus siglas en inglés) colocó dispositivos de escucha en las oficinas diplomáticas de la Unión Europea en Washington e infiltró su red informática, Vallaud-Belkacem dijo que se requiere confianza mutua antes de iniciar conversaciones para un acuerdo comercial tan grande, que se espera impulse a las economías a ambos lados del Atlántico al eliminar los aranceles y otras barreras comerciales.

Francia "lo analizará primero con nuestros socios europeos para adoptar una decisión conjunta", agregó.

En Berlín, el portavoz del gobierno alemán Steffen Seibert indicó que Alemania proseguirá con el plan de iniciar las conversaciones como estaba previsto, pese al enojo de Alemania por el presunto espionaje de Estados Unidos. El miércoles dijo a la prensa: "apoyamos a la Comisión en su esfuerzo de comenzar las negociaciones el 8 de julio".

Un estudio reciente encargado por la Unión Europea mostró que un pacto comercial podría aumentar la producción de la Unión Europea en 119,000 millones de euros (159,000 millones de dólares) al año y la economía de Estados Unidos en 95,000 millones de euros (127,000 millones de dólares).

Para Europa en particular, el crecimiento adicional podría ser crucial para ayudar a pagar la elevada deuda pública y reducir el desempleo, que se encuentra en máximos históricos.