Mundo

Fráncfort comienza evacuación por bomba de la II Guerra Mundial

Más de 100 pacientes hospitalarios fueron evacuados este sábado de dos hospitales en la capital financiera alemana y el domingo evacuará a unas 60 mil personas más para desactivar la bomba británica.
Reuters
02 septiembre 2017 11:10 Última actualización 02 septiembre 2017 11:10
Fráncfort

Fráncfort

Equipos de emergencias de Fráncfort comenzaron este sábado a evacuar a pacientes de dos hospitales en la capital financiera alemana antes de la planeada desactivación de una inmensa bomba de la Segunda Guerra Mundial.

La ciudad evacuará el domingo a unas 60 mil personas, en la mayor maniobra de este tipo que se realiza en el país desde el fin del conflicto bélico, para desactivar la bomba británica descubierta esta semana en un solar en el frondoso Westend de Fráncfort, donde viven muchos banqueros ricos.

Más de 100 pacientes hospitalarios, entre ellos bebés prematuros y personas en cuidados intensivos, fueron evacuados este sábado, dijo el concejal Markus Frank.

Alemania descubre anualmente más de 2 mil toneladas de bombas y munición, incluso debajo de edificios. En julio, una guardería fue evacuada después de que los profesores descubrieran dos bombas sin explotar de la Segunda Guerra Mundial en una estantería junto a algunos juguetes.

Los jefes de bomberos y policía dijeron el viernes que harán uso de la fuerza y del arresto si es necesario para desalojar el área de residentes, ya que un estallido no controlado del artefacto podría reducir a escombros una cuadra.

Aviones británicos y estadounidenses descargaron 1,.5 millones de toneladas de bombas durante la guerra, matando a 600 mil personas. Las autoridades alemanas estiman que un 15 por ciento de las bombas no llegaron a explotar y algunas quedaron enterradas incluso a seis metros de profundidad.

El radio obligatorio de evacuación de 1.5 kilómetros en torno a la bomba incluye comisarías de policía, dos hospitales, sistemas de transporte y el Banco Central, que posee 70 mil millones de dólares en reservas de oro.

Funcionarios pidieron a los residentes que abandonen la zona antes del domingo y la policía dijo que llamará a todas las puertas y usará tecnología de detección de calor instalada en helicópteros para identificar a los rezagados.