Mundo

Fracasa la sesión del Senado

10 febrero 2014 4:17 Última actualización 14 octubre 2013 5:2

 [Derriba el Tea Party barreras en el National Mall / Reuters]


 
 
Clara Zepeda y Agencias

WASHINGTON, DC.–– La inusual sesión del Senado efectuada el domingo para buscar una solución al cierre parcial del gobierno federal y el techo de la deuda, a cuatro días de la moratoria de Estados Unidos, no logró superar el estancamiento de las negociaciones entabladas días previos entre el presidente Barack Obama y la Cámara de Representantes, aunque el demócrata Harry Reid, líder de la mayoría en la Cámara alta, destacó su “confianza” en un acuerdo antes del jueves.
 

“Tengo confianza de que los republicanos permitirán reabrir el gobierno y ampliar la capacidad del país de pagar sus deudas. Esto se está moviendo, pero no estoy seguro en qué dirección”, manifestó Reid luego de que su fracción demandara eliminar o modificar los recortes automáticos al gasto en programas internos y de defensa que, por el contrario, el Partido Republicano ve como necesarios para reducir el déficit.

La senadora republicana Susan Collins insistió en su propuesta, elaborada con otros doce legisladores de ambos partidos, para mantener el gasto actual en 986 ml 700 millones de dólares hasta una nueva ronda de recortes en enero ––el llamado “secuestro” de fondos federales––, lo que permitiría una disminución a 967 mil millones; por su lado, los demócratas quieren descartar los recortes y una ampliación a largo plazo del techo de la deuda, así como una ley de prespuesto a corto plazo para reanudar las actividades de la administración.

Problema
Una de las causas del desacuerdo, explicó el demócrata Charles Schumer, es que los opositores quieren concentrar el recorte en las prestaciones sociales, mientras que el oficialismo busca una fórmula más balanceada que también alcance a los ingresos corporativos y personales.
 

Rob Portman, otro de los senadores republicanos involucrados en la negociación, pronosticó que habrá un acuerdo, pero hasta el jueves y con el tiempo encima. “Será probablemente una solución a corto plazo”, que incluirá la reapertura del gobierno y la reforma de salud de Obama, agregó.
 

En tanto, una multitud derribó las barreras colocadas en el monumento conmemorativo a la Segunda Guerra Mundial en el National Mall de Washington por el licenciamiento forzoso de los 300 trabajadores de ese parque, encabezada por los senadores republicanos del Tea Party, Ted Cruz y Mike Lee, así como por Sarah Palin, excandidata a la vicepresidencia de EU. “¿Por qué el gobierno federal está gastando dinero para instalar barricadas contra los veteranos en este monumento?”, cuestionó Cruz. La muchedumbre fue dispersada por la policía hacia las 13:00 horas locales.
 
 
Mercados registran avances en la semana previa al techo del endeudamiento en EU
 
Pese a que los congresistas estadounidenses podrían llegar sólo a un acuerdo parcial, que no resolverá la crisis fiscal de fondo, ni eliminará las diferencias entre el Congreso y la Casa Blanca, los mercados financieros internacionales tendrían gasolina para mantener las ganancias esta semana.
 
Un clásico en los mercados es comprar con el rumor y vender con la noticia, ya que los activos recogen paulatinamente las expectativas que se crean en torno a un evento y reaccionan en consecuencia a medida que éstas se incrementan.
 
El presidente estadounidense, Barack Obama, firmaría un aumento a corto plazo del techo de deuda siempre que el Congreso norteamericano diera luz verde a una ley “clara” que no tenga contrapartidas políticas, aunque preferiría aumentar el límite de endeudamiento por un plazo mayor.
 
Una mayor disposición de legisladores en Estados Unidos para negociar el nivel de endeudamiento del país e impedir una cesación de pagos ayudó a los mercados internacionales.
 
La esperanza de que republicanos y demócratas lleguen a un acuerdo para acabar con el cierre del gobierno de Estados Unidos y posponer el techo de endeudamiento, sembró la semana pasado de números negros a las bolsas.
 
El Dow Jones registró un avance semanal de 1.09 por ciento, hasta las 15 mil 237.11 unidades; mientras que el S&P 500 avanzó 0.75 por ciento, a los mil 703.20 enteros. Mientras tanto, el Nasdaq cedió 0.42 por ciento, a tres mil 791.87 unidades.
 
Por su parte, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) avanzó 0.16 por ciento la semana pasada, a las 40 mil 975.37 unidades. En tanto, el tipo de cambio cerró en 13.0 pesos por dólar spot, lo que representó una apreciación semanal de 0.61 por ciento.
 
Un acuerdo parcial podría orientar a los inversionistas de nuevo hacia los datos económicos en caso de que éstos puedan publicarse. La información sobre el crecimiento de China y los reportes corporativos serían los principales factores que moverán al mercado en esta semana.
 
Ayer la Casa Blanca recordó que el presidente Barack Obama no había cambiado de posición respecto a que cualquier acuerdo para salir de la crisis debe implicar una reapertura total del Estado federal y un aumento del techo de la deuda, sin condiciones.
 
En una conversación telefónica con Nancy Pelosi, jefa de los demócratas en la Cámara de Representantes, Obama volvió a manifestar esa posición.
 
Por su lado, los representantes republicanos acusaron al presidente de haber rechazado su propuesta.
 
El sábado, Obama expresó su desacuerdo a la idea de extender por sólo unas semanas el alza del techo de la deuda ante las restricciones que le impusieron.