Mundo

Formulan cargos a implicado en ataque
de San Bernardino

Enrique Marquez fue acusado de conspirar para proveer apoyo material a terroristas y de adquirir de manera ilegal las armas usadas por Syed Rizwad Farook en la masacre de San Bernardino.
AP
17 diciembre 2015 21:8 Última actualización 17 diciembre 2015 21:8
san bernardino

Enrique Marquez fue hoy acusado de varios cargos relaciones con la masacre de San Bernardino. (AP)

El hombre que compró los fusiles de asalto que su amigo utilizó en la masacre de San Bernardino fue encausado este jueves por cargos relacionados al terrorismo por planear un ataque previo que no se concretó.

Enrique Marquez, de 24 años, fue acusado de conspirar para proveer apoyo material a terroristas. Las acusaciones afirman que conspiró junto con Syed Rizwad Farook para comentar actos de terrorismo en 2011 y 2012 en una universidad y una autopista congestionada durante hora pico, pero nunca se concretaron sus planes.

Marquez también fue acusado de adquirir de manera ilegal dos fusiles de asalto utilizados por Farook y su esposa para matar a 14 personas en una reunión navideña de los colegas de Farook en el departamento de salud el 2 de diciembre. Los atacantes murieron después en un enfrentamiento con la policía.

"Su compra previa de armas de fuego y falta continua de advertirle a las autoridades la intención de Farook de cometer una masacre tuvo consecuencias fatales", dijo la fiscal federal Eileen Decker.

Una denuncia criminal presentada ante el tribunal federal del distrito acusa a Marquez de tres cargos que podrían significarle una sentencia de hasta 35 años en prisión.

Una extensa declaración jurada enfatiza la evidencia contra Marquez, incluidas declaraciones que les dio a los investigadores durante los 11 días que desistió de su derecho a permanecer callado y contar con representación de un abogado.

Llamó al número de emergencia 911 horas después del ataque para decir que su vecino había utilizado su arma para el tiroteo y se refirió a Farook con una grosería.

Marquez luego se presentó agitado a la sala de emergencias de un hospital y dijo que se había bebido nueve cervezas y estaba "involucrado" en el tiroteo. Fue internado involuntariamente en el ala psiquiátrica.

Marquez era vecino de Farook, de 28 años, quien lo introdujo al islam hace 10 años. Marquez le dijo a las autoridades que se convirtió al islam como a los 16 años y cuatro años después pasaba casi todo su tiempo en el hogar de Farook, en donde leía, escuchaba y veía "contenido radical islámico" que incluía instrucciones de Al Qaeda sobre cómo hacer una bomba.

Armida Chacon dijo que su hijo era una buena persona a quien le gustaba pasar el rato con amigos e ir a fiestas. "No sé cómo sucedió esto", le dijo al periódico Los Angeles Times. "Mi mundo está de cabeza".