Mundo

Fiscalía pone a 'Lula' con
un pie en la cárcel por 'lavado'

Autoridades judiciales de Sao Paulo pidieron la detención del expresidente de Brasil por los cargos de lavado de dinero, según medios de comunicación locales.
Agencias
10 marzo 2016 15:17 Última actualización 11 marzo 2016 5:0
Lula

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva (AP/Archivo)

SAO PAULO.- La Fiscalía de Sao Paulo solicitó ayer que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva sea puesto en prisión preventiva por los delitos de lavado de dinero y ocultación de patrimonio que se le imputan, lo que fue rechazado por el exlíder del Partido del Trabajo (PT), quien aseguró que se trata de un asunto mediático.

En su solicitud, los fiscales argumentaron que existe riesgo de fuga y de que el exmandatario obstaculice las investigaciones. ”Una fuga de Lula sería extremadamente fácil, al aislarlo, se garantizaría el orden público, la instrucción del proceso y la aplicación de la ley”, afirma la petición de los fiscales.

Expresa además su temor de que el expresidente movilice a su “red violenta de apoyo” para obstaculizar el proceso en su contra y que amenace a víctimas y testigos.

CONTRA ROUSSEFF

La petición también ataca a la presidenta Dilma Rousseff porque pretende “blindar al denunciado, erigiéndolo en un ciudadano por encima de la ley”.

Desde hace días, en Brasilia llueven los rumores sobre la posibilidad de que Rousseff le ofrezca a su padrino político un puesto en el gobierno para convertirlo en aforado.

El presidente nacional del PT, Rui Falcão, calificó la petición de prisión preventiva de “mediática”. “Va en la línea de lo que hace este fiscal y sus compañeros: denunciar sin pruebas al presidente Lula”, comentó.

“El fiscal que anticipó su decisión de denunciar a Lula da Silva antes de escucharlo dio otra prueba de parcialidad al solicitar su detención preventiva”, reaccionó por su parte el Instituto Lula, una fundación encabezada por el exjefe de Estado y que opera como su portavoz.

Añadió que hay documentos que demostrarían que Lula no es el propietario del apartamento de lujo en Guarujá que supuestamente adquirió con dinero obtenido a cambio de licitaciones para la constructora OAS. “Pese a eso, solicita medida cautelar contra el expresidente en otro triste intento de usar su cargo para fines políticos’, aseguró el Instituto.

Ahora un juez deberá decidir si acepta o rechaza la solicitud. No hay un plazo establecido para que responda. Si fuera condenado, el expresidente podría pasar hasta 13 años en prisión.

Los fiscales pidieron además, prisión preventiva para Léo Pinheiro, expresidente de la constructora OAS y para el extesorero del PT João Vaccari Neto, detenido en la operación anticorrupción Lava Jato.

Lula fue interrogado el pasado viernes a orden de la Fiscalía Federal de Paraná en otro proceso relacionado con la investigación por corrupción en Petrobras.