Mundo

Fiscal federal cuestiona credibilidad de medio alemán 

Harald Range pidió a reporteros “contestar preguntas sobre el documento o proporcionárnoslo”, en alusión al archivo de Edward Snowden que exhibió la intervención del teléfono celular de la canciller federal, Angela Merkel, pero la publicación, citando el derecho de la prensa a negarse a dar pruebas, no lo hizo.
Gabriel Moyssen
21 diciembre 2014 19:40 Última actualización 22 diciembre 2014 5:0
Portal de Wikileaks

Portal de Wikileaks. (Archivo/Bloomberg)

En Alemania, el fiscal general Harald Range trata de cuestionar la credibilidad de Der Spiegel, uno de los medios que han publicado revelaciones de WikiLeaks y de Edward Snowden, excontratista de la NSA.

Lo anterior, pese a las evidencias de que numerosos dirigentes nacionales y políticos ––como el expresidente Felipe Calderón, la mandataria brasileña Dilma Rousseff o el entonces candidato priista, Enrique Peña Nieto––, fueron y son espiados por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

La revista explicó que en su conferencia anual, Range pidió a sus reporteros “contestar preguntas sobre el documento o proporcionárnoslo”, en alusión al archivo de Snowden que exhibió la intervención del teléfono celular de la canciller federal germana, Angela Merkel, “pero la publicación, citando el derecho de la prensa a negarse a dar pruebas, no lo hizo”, argumentó.

Añadió que “el documento que ha sido percibido por el público como prueba de la intervención del teléfono de hecho no es una orden auténtica de la NSA”, y recalcó que “un editor de DS lo presentó, estableciendo que se basaba en un archivo que había visto”.

No obstante, aclara el semanario, nunca ha afirmado que entregó algún original al gobierno y ha recordado que sus periodistas se limitaron a reportar el contenido de un documento al que tuvieron acceso.

Por lo demás, apunta, Range parece “frustrado”, pues la NSA ha ignorado su indagación y el mismo espionaje alemán tampoco le ha dado ayuda