Mundo

Finaliza rescate de cuerpos en mina turca; suman 301 las víctimas

"Los nuevos cuerpos encontrados serán sacados y devueltos a sus familias. Si no hay más peticiones para nosotros y la información que tenemos lo corrobora, entonces hemos terminado nuestros trabajos de búsqueda", indican los equipos de emergencia.
Notimex
17 mayo 2014 11:11 Última actualización 17 mayo 2014 11:12
El accidente se registró en la mina de Soma, unos 250 kilómetros al sur de Estambul, atrapó a unas 300 personas. (AP)

El número de fallecidos coincide con la información de personas desaparecidas. (AP/Archivo)

SOMA.- Los equipos de emergencia dieron por concluido este sábado las tareas de rescate tras encontrar los cuerpos de otros dos mineros, que creen que fueron los últimos que quedaban en la mina, y que elevaron el saldo de víctimas mortales a 301 personas, en el peor accidente industrial de Turquía, dijo el ministro de Energía.

Con anterioridad se había desatado un fuego en la mina que había impedido el restablecimiento de los trabajos a los equipos de rescate.

Taner Yildiz dijo posteriormente que se había conseguido extinguir y que otras dos víctimas mortales habían sido encontradas.

El número de fallecidos encaja con la información de personas desaparecidas facilitadas por parte de los familiares, según Yildiz.

"Los nuevos cuerpos encontrados serán sacados y devueltos a sus familias. Si no hay más peticiones para nosotros y la información que tenemos lo corrobora, entonces hemos terminado nuestros trabajos de búsqueda", agregó.

No obstante, Yildiz dijo que los equipos de rescate realizarían antes un examen meticuloso en la mina antes de tomar una decisión final sobre el fin de las operaciones de rescate, cuatro días después de que un incendio inicial provocara una fuga de dióxido de carbono.

El desastre en la mina ha desatado fuertes protestas en toda Turquía, dirigidas especialmente contra los propietarios de las minas a los que se acusa de ignorar las medidas de seguridad a cambio de primar la rentabilidad de la mina.

Además, el malestar también ha estado dirigido contra el Gobierno del primer ministro turco, Tayyip Erdogan, al que se considera estar demasiado cerca de los responsables de la industria minera y de haber sido muy poco sensible en su reacción ante esta tragedia.