Mundo

Filipinas rechaza diálogo con China sobre mar Meridional

Debido a que China puso como condición de diálogo no discutir el fallo de la Corte Permanente de Arbitraje sobre el Mar de China Meridional, su contra parte filipina rechazó una propuesta discusión.
Reuters
19 julio 2016 1:4 Última actualización 19 julio 2016 1:4
Emiten corte internacional sobre el Mar de China

China ha rechazado el veredicto de la Corte Permanente de Arbitraje. (Archivo)

MANILA.- Filipinas rechazó la propuesta de China de iniciar negociaciones bilaterales, anunció su ministro de Relaciones Exteriores debido a que Pekín estableció como condición que no se discuta el fallo de un tribunal que invalidó la mayoría de sus reclamos sobre el mar de China Meridional.

Perfecto Yasay sostuvo que se reunió con su homólogo chino, Wang Yi, en el marco de la cumbre de líderes de Asia y Europa durante el fin de semana y que después de plantear el tema de la decisión de la semana pasada, se hizo claro que ese era un tema vedado.

China ha rechazado el veredicto de la Corte Permanente de Arbitraje y el caso inicial por considerarlo ilegal y una "farsa". Pekín ha dicho reiteradamente que no cambiará su posición ni sus reclamaciones territoriales en el mar de China Meridional.

"Ellos dijeron que si ustedes insisten en el fallo, en discutirlo en esos términos, entonces podríamos encaminarnos a una confrontación", dijo Yasay durante una entrevista con el canal de noticias ABS-CBN.

"Honestamente siento que esto es algo que tienen que hacer de manera pública, pero también sentí que hay espacio para que conversemos tranquilamente utilizando un canal alternativo", agregó.

Yasay dijo que Yi había propuesto negociaciones bilaterales, pero sólo sobre temas "fuera, o que no se refieran al fallo arbitral", lo que rechazó debido a que no responde al interés nacional de Filipinas.

La versión de Yasay sobre la reunión subraya los desafíos que enfrenta Filipinas, un aliado de Estados Unidos, para lograr que China cumpla con una decisión que ha exacerbado las tensiones en una ruta vital para el comercio.