Mundo

Felipe VI es aprobado por 81% de los españoles en su primer año de trono

La encuesta, publicada por el diario 'El País', señala que los esfuerzos del monarca por proyectar una imagen positiva de España en el extranjero tuvieron un respaldo popular de 78% tras un año de haber sido proclamado como rey tras la abdicación de su padre, Juan Carlos I.
AP
19 junio 2015 7:13 Última actualización 19 junio 2015 7:56
Etiquetas
Felipe VI

Hace un año Felipe VI fue proclamado como rey de España. En la imagen con la reina Letizia. (Reuters)

MADRID.- Los españoles aprueban la manera como el rey y la reina cumplen sus tareas en su primer año en el trono y le dan al monarca la máxima calificación por promover la imagen del país en el exterior, de acuerdo con una encuesta publicada el viernes.

De acuerdo con los datos publicados por el diario El País, 81 por ciento de los encuestados aprobaron la labor de Felipe VI en el cargo, frente a 17 por ciento que desaprobaron su trabajo. Un 2.0 por ciento respondió no sabe/no contesta. La reina tuvo una tasa de aprobación de 74 por ciento.

Los esfuerzos de Felipe por proyectar una imagen positiva del país en el extranjero tuvieron un respaldo popular de 78 por ciento.

Felipe, de 47 años, fue proclamado rey hace un año —el 19 de junio de 2014— sustituyendo a su padre Juan Carlos tras una serie de escándalos que afectaron tanto a su familia como a la institución. A su llegada al trono prometió restaurar la confianza en la monarquía.

La encuesta, elaborada por la empresa Metroscopia, consultó a mil 200 personas vía telefónica, en líneas fijas, realizadas entre el 15 y el 16 de junio. Tiene un margen de error de más menos 2.9 puntos porcentuales.

Semanas atrás, Felipe despojó a su hermana Cristina de su título de duquesa de Palma, en la más reciente de una serie de medidas para distanciar a la familia real de la infanta, que está siendo juzgada por fraude fiscal junto con su esposo.

Este fue uno de varios escándalos que dieron por tierra con la otrora enorme popularidad de Juan Carlos. El rey emérito provocó la ira del público al ir a cazar elefantes en Botsuana en 2012, cuando la crisis económica estaba en su peor momento.

Para limpiar la imagen de la institución, Felipe ha sometido las cuentas del Palacio a auditorías externas y publicado los resultados. Aprobó un nuevo código de conducta, prohibió a miembros de la familia real inmediata trabajar en el sector público e impuso un mayor control sobre los obsequios que recibe la familia real.