Mundo

FARC aceptan realizar cónclave para lograr
la paz

El líder de las FARC aceptó que la propuesta del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aceleraría las negociaciones al conflicto armado.
Agencias
26 noviembre 2015 0:20 Última actualización 26 noviembre 2015 5:0
Con la mediación del presidente cubano, Raúl Castro, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC Rodrigo Londono "Timochenko", firmaron el acuerdo de justicia en La Habana. (Reuters)

Los conflictos en Colombia llevan 50 años. (Reuters)

BOGOTÁ.- El máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, aceptó la propuesta del presidente Juan Manuel Santos para acelerar las negociaciones en el marco del proceso de paz.

Londoño, más conocido con los alias de “Timochenko o Timoleón Jiménez”, dijo que está de acuerdo con “imprimirle una dinámica mayor a la mesa (de diálogo) para cumplir los tiempos”, en referencia a la fecha del 23 de marzo de 2016, fijada por ambos como límite para extender la negociación.

El presidente envió el viernes pasado a La Habana, Cuba, a su hermano, el periodista Enrique Santos, para proponerle a Timochenko un “cónclave” para que las delegaciones de ambas partes intensifiquen sus deliberaciones en busca de un acuerdo.

Santos dijo que su “mensajero personal” le planteó al jefe guerrillero que los negociadores “entren en una especie de cónclave y no salgan de ahí hasta que tengan todos los puntos resueltos”.

PROPUESTA INTERESANTE 

En declaraciones al Informativo Insurgente, un noticiero que las FARC emiten por Youtube, Timochenko dijo aceptar acelerar el proceso de paz porque siente “una responsabilidad muy grande” por la fecha de plazo que fijó con el presidente Santos.

“Hay la propuesta interesante de crear un cónclave y esa es la figura para decir que queremos un escenario donde haya resultados”, dijo.

El jefe de las FARC consideró que la idea será fructífera si las partes nombran “una dirección ejecutiva, un plan y un cronograma”.

Timochenko añadió que eso no quiere decir que los negociadores vayan a hablar “las 24 horas de todos los días”, pero sí que se que llegue a un compromiso de darle mayor rapidez a las deliberaciones.

Además, el jefe de las FARC propuso que esa “dirección ejecutiva” tenga una vocería común.

“El tiempo corre y hay un acuerdo que es el punto clave frente a la fecha de seis meses que estamos esperando. De nuestra parte hay toda la disposición y hemos aceptado incluso cosas que el gobierno ha replanteado de los pactos ya hechos”, afirmó.

Santos y Timochenko establecieron para la firma de un acuerdo de paz la fecha límite del 23 de marzo de 2016 en un encuentro personal que sostuvieron el 23 de septiembre en La Habana, sede de las negociaciones.

Timochenko afirmó que el proceso de paz llegó a “un punto irreversible” y se mostró optimista sobre el final del conflicto armado que afecta al país desde hace cinco décadas.

Señaló que un acuerdo entre las partes para declarar el cese del fuego bilateral y definitivo “está a punto de implementarse”.