Mundo

Familiares del opositor Leopoldo López exigen fe de vida tras un mes sin verlo

La esposa de López, Lilian Tintori, desde anoche se instaló al frente a la cárcel militar de Ramo Verde, ubicada a las afueras de Caracas, exigiendo ver a su esposo, el que dijo no ha sido ni visto por sus abogados desde hace un mes. 
Reuters
04 mayo 2017 8:49 Última actualización 04 mayo 2017 8:50
Lilian Tintori

Lilian Tintori está desde anoche en las afueras de la prisión en la que está Leopoldo López, exigiendo verlo. (@liliantintori)

CARACAS.- La esposa y los familiares del líder opositor venezolano Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión, permanecían frente a la cárcel militar donde fue recluido exigiendo una fe de vida del dirigente, tras denunciar que llevan más de un mes sin verlo.

El gobierno socialista divulgó la noche del miércoles un video en la televisión estatal en el que se muestra a López confirmando a sus familiares estar "bien". Las imágenes fueron transmitidas a raíz de rumores de su posible fallecimiento.

"El video de la dictadura es falso. La única fe de vida que vamos a aceptar es ver a Leopoldo", dijo su esposa Lilian Tintori, escoltada por la madre de López, quienes aguardaron durante toda la noche frente a la cárcel militar de Ramo Verde, ubicada a las afueras de Caracas.

Tintori denunció que sus abogados tampoco han conseguido visitarlo en la cárcel, tras una medida de total aislamiento que mantienen las autoridades militares desde hace poco más de un mes.

La sanción sobre del líder del ala más radical de la oposición coincide con una nueva ola de protestas antigubernamentales que se inició hace un mes y en medio de la que han muerto 34 personas.

En el video, de apenas unos segundos, mostrado en su programa de televisión por Diosdado Cabello, el segundo hombre fuerte del Gobierno, López se ve en buena forma física y se pregunta por qué se necesita una fe de vida, tras decir la fecha del miércoles 3 de mayo.

Horas antes, un periodista venezolano y el senador estadounidense Marco Rubio dijeron en Twitter que López había sido trasladado a un hospital militar "sin signos vitales". La noticia movió a los familiares al hospital y, tras comprobar que no estaba allí, a hacer vigilia en las afueras de la cárcel.

"Mis hijos tienen 30 días sin ver a su papá, eso es inhumano, cruel y violatorio de los derechos humanos", dijo Tintori.