Mundo

Extienden plazo para un pacto nuclear con Irán

Funcionarios europeos admitieron que las pláticas sobre las negociaciones nucleares con Irán se prolongarán más allá del plazo fijado para mañana, incluso hasta julio.
Agencias
29 junio 2015 1:36 Última actualización 29 junio 2015 5:0
Irán

[Reuters] Hany Kadry Dimian era miembro clave en las negociaciones entre Egipto y el Fondo Monetario Internacional.

VIENA.- Un alto funcionario de Estados Unidos adelantó que las conversaciones sobre el programa nuclear de Irán con el grupo P5+1, que integran también Rusia, Gran Bretaña, Francia, China y Alemania, se prolongarán más allá del plazo fijado para mañana ––fecha en que debería firmarse un acuerdo definitivo––, mientras que el canciller iraní, Mohamed Yavaz Zarif, se aprestaba a viajar a Teherán para consultas, antes de regresar a la mesa de negociaciones.

La prensa iraní indicó que el regreso del ministro de exteriores estaba planeado con antelación, pero el hecho de que deja las pláticas tan cerca de su esperado final refleja la necesidad de recibir instrucciones acerca de cómo proceder en cuestiones en que las dos partes siguen muy distanciadas, como el acceso que Irán deberá conceder a los expertos de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) de Naciones Unidas que vigilarían el cumplimiento de cualquier convenio que se alcance.

Washington insiste en un mayor acceso del que Irán está dispuesto a aceptar en plantas nucleares y bases militares. Debido a esta y otras diferencias, funcionarios europeos habían admitido que las conversaciones podrían extenderse hasta principios de julio.

La disputa volvió a plantearse cuando el general Masud Yazayeri, subcomandante del Estado Mayor Conjunto de las fuerzas armadas iraníes, afirmó que está prohibida toda inspección en los centros militares.

Afirmó que no prosperará el intento de EU y sus aliados en el Consejo de Seguridad de la ONU “por obtener información militar desde hace años mediante la presión de las sanciones” económicas y comerciales que se han impuesto a Teherán. El objetivo de las negociaciones es limitar la capacidad de Irán para fabricar armas nucleares, a cambio de levantar las sanciones que dañan su economía.