Mundo

Expulsan a musulmana de mitin de Trump

Una mujer musulmana, que portaba un velo tradicional, fue expulsada el viernes por la noche de un mitin del precandidato republicano a la presidencia Donald Trump.
Notimex
09 enero 2016 16:52 Última actualización 09 enero 2016 16:52
Donald Trump

(Archivo/Reuters)

Una musulmana cubierta con el velo tradicional que portan las mujeres de esta fe, el hijab, fue expulsada la noche del viernes de un evento de campaña del precandidato presidencial republicano Donald Trump.

La mujer, identificada como Rose Hamid, una azafata de 56 años, asistió al mitin de Trump en la comunidad de Rock Hill, Carolina del Sur, con una camiseta que mostraba la palabra “Salam”, un saludo que se traduce como “la paz sea contigo”, y la frase “Vengo en paz”.

Hamid portaba también pegada a su pecho una estrella amarilla con la palabra “musulmán”, similar a la que los nazis obligaban a usar a los judíos.

La silenciosa demostración de Hamid, que se colocó en las filas a espaldas de Trump durante su discurso, provocó la ira de la multitud que asistía al evento y que comenzó a gritar “Trump, Trump Trump”.

En tanto, guardias de seguridad escoltaron a la mujer a la salida del local, mientras entre el público continuaban los gritos, como el de una persona que exclamó: “¡Tu tienes una bomba! !Tú tienes una bomba!”.

Trump había reiterado en su discurso su petición de impedir la entrada de musulmanes a Estados Unidos.

En entrevista con la cadena de televisión CNN, Hamid dijo que a pesar de la ira de la gente, “nunca me sentí amenazada”.

“No tenía miedo de estas personas, porque verdaderamente creo que habría intervenido gente decente y no lo habría permitido”, expresó.

“La gente alrededor de mí fue cariñosa (...) Hubo gente que fue muy amable, que compartió sus palomitas de maíz conmigo, era gente muy buena toda la que estaba a mi alrededor y conversé con ellos”, comentó.

Fue hasta que algunas personas comenzaron a gritar, que la gente comenzó a ponerse más agresiva, contó la mujer.

Hamid explicó que asistió al evento porque cree que la mayoría de los seguidores de Trump probablemente nunca han conocido a un musulmán, “por lo que pensé en darles la oportunidad de encontrarse con una”, manifestó.