Mundo

Expresidente de El Salvador irá a juicio acusado de peculado

La Fiscalía acusa a Francisco Flores, que gobernó entre 1999 y 2004, de desviar los fondos donados por el país asiático para varios planes de emergencias tras dos terremotos que sacudieron al empobrecido país centroamericano en 2001.
Reuters
03 diciembre 2015 13:1 Última actualización 03 diciembre 2015 13:2
Francisco Flores, expresidente de El Salvador

El exmandatario está bajo arresto domiciliario desde el año pasado.  (Reuters)

SAN SALVADOR.- El expresidente de El Salvador, Francisco Flores, será juzgado por la presunta malversación de 15 millones de dólares de un programa de cooperación con Taiwán y por lavado de dinero, decidió una corte salvadoreña.

La Fiscalía acusa a Flores, que gobernó el país centroamericano entre 1999 y 2004, de desviar los fondos donados por el Gobierno del país asiático para varios planes de emergencias tras dos terremotos que sacudieron al empobrecido país centroamericano en 2001.

"Resulta procedente que se pase a la siguiente etapa procesal", resolvió el juez de Instrucción de San Salvador Miguel Ángel García tras analizar 143 pruebas presentadas por las partes.

La querella, impulsada por abogados de organizaciones civiles, incluyó el delito de lavado de dinero al considerar que el exmandatario de 56 años habría movido los fondos a través de bancos de varios países, incluyendo Costa Rica y las Bahamas.

Según las investigaciones, Flores, bajo arresto domiciliario desde el año pasado, hizo llegar unos 10 millones de dólares a las cuentas de su partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), ahora en la oposición. El destino de los otros cinco millones de dólares es desconocido, pero la fiscalía presume que ingresaron a sus finanzas personales.

Flores niega los cargos del caso, que salió a la luz después de que su sucesor en la presidencia, Mauricio Funes (2009-2014), denunciara que Estados Unidos lo investigaba por movimientos sospechosos en sus cuentas bancarias, aludiendo a un manejo irregular del dinero donado por Taiwán.

En sus años de gobierno, Flores fue impulsor de polémicas medidas como la dolarización de la economía salvadoreña, lanzó el primer plan de "mano dura" contra las pandillas y envió tropas militares para apoyar a la coalición liderada por Estados Unidos en la guerra de Irak.