Mundo

Expresidente de Chile hace recomendaciones
a México

El expresidente de Chile, Sebastián Piñera, recomiendó a México mejorar la calidad de educación, invertir en innovación y elevar el estado de derecho para tener un crecimiento sostenido.
Leticia Hernández Morón / Enviada
23 octubre 2015 18:52 Última actualización 23 octubre 2015 18:56
[Bloomberg] El presidente chileno Sebastián Piñera se niega a darle a Bolivia una salida al mar. 

El político sudamericano enfatizó la importancia de proveer una educación de calidad y aumentar la participación en el mundo de la ciencia y la tecnología. (Bloomberg)

CHIHUAHUA, Chihuahua.- Fortalecer la educación, la inversión en innovación y tecnología, la calidad del estado de derecho y la democracia, son acciones que ayudarían a México para aprovechar el potencial de crecimiento que tiene y dejar atrás tasas de crecimiento del orden del 1 por ciento anual que registra desde la firma del Acuerdo de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), ritmo que de continuar, le tomará al país 50 años para alcanzar los ingresos per cápita que reportan hoy los países desarrollados, señaló Sebastián Piñera, expresidente de Chile.

Al identificar a la educación como un “pasaporte al futuro”, el político sudamericano enfatizó la importancia de proveer una educación de calidad y aumentar la participación en el mundo de la ciencia y la tecnología. “América llegó tarde a la revolución industrial y no podemos llegar tarde a la revolución del conocimiento”, dijo durante conferencia de prensa en el marco del Encuentro Empresarial 2015 de la Coparmex.

Expuso que una tercera debilidad de México para el desarrollo es la calidad del estado de derecho, de su democracia, de su justicia, de la transparencia con la que las instituciones se relacionan con sus ciudadanos.

En América Latina nuestras sociedades son sociedades opacas en el sentido de que no tienen esa transparencias para que funcionarios públicos rindan cuentas sobre el gasto público que proviene de los habitantes

Sobre la manera para fortalecer las instituciones, señaló que hay que analizar la solidez de la democracia, el respeto a los derechos de las personas y la igualdad ante la ley.

Al reconocer que México tiene un potencial de crecimiento más alto al ser un país rico en recursos naturales y con su ubicación geográfica, advirtió que debe plantearse metas realistas. “Es necesario tener puestos los ojos en el cielo pero los pies en la tierra”.

Expuso como caso de éxito la situación de Chile, país donde fue presidente durante el periodo de 2010 a 2014.

“Chile fue la colonia más pobre de América Latina, hace 30 años estaba en el último tercio de desarrollo de la región y hoy es la que tiene el mayor ingreso per cápita y la más próxima a dejar el subdesarrollo”, comentó.

Para lograrlo se perfeccionó el estado de derecho, se mejoró el acceso, la rapidez y calidad de la justicia, la seguridad jurídica y física de los ciudadanos y se mejoró la eficacia en el funcionamiento del estado con el establecimiento de metas medibles y aprovechando el uso de la tecnología para la publicación de resultados y transparencia.