Mundo

Expresidente catalán será juzgado por organizar voto independentista

Artur Mas, su vicepresidenta y la responsable de Educación de su gobierno están acusados de desobediencia grave y prevaricación por impulsar la consulta sobre la independencia. El juicio se realizará en febrero.
AFP
23 diciembre 2016 6:47 Última actualización 23 diciembre 2016 7:13
Un nuevo golpe para el independista Artur Mas. (Reuters)

Un nuevo golpe para el independista Artur Mas. (Reuters)

BARCELONA.- El expresidente catalán Artur Mas (2010-2016) y dos miembros de su gobierno serán juzgados a principios de febrero en Barcelona por "desobediencia grave" por organizar en 2014 una consulta simbólica sobre la independencia, anunció el tribunal.

El anuncio coincide con una cumbre en el parlamento catalán convocada por su sucesor, Carles Puigdemont, para planificar la organización en septiembre de un referéndum de autodeterminación vinculante en esta rica región nororiental aunque sea en contra de la justicia y el gobierno español.

"Acuerdo fijar para la celebración de las sesiones del juicio oral en el presente procedimiento, los días 6, 7, 8, 9 y 10 de febrero", señaló el juez en su auto, donde designa como ponente del tribunal al presidente del Tribunal Superior de Justicia de la región.

Mas, su vicepresidenta Joana Ortega y la responsable de Educación de su gobierno, Irene Rigau, están acusados de desobediencia grave y prevaricación por impulsar la consulta sobre la independencia del 9 de noviembre de 2014 que había sido prohibida por el Tribunal Constitucional.

En la votación, que no tuvo efectos jurídicos, votaron unos 2.3 millones de personas sobre un censo aproximado de 6 millones y un 80 por cientp de ellas apostaron por la secesión.

El juez instructor afirmó que el líder catalán "articuló una estrategia de desafío completo y efectivo a la suspensión acordada por el Tribunal Constitucional".

La fiscalía reclama para ellos diez años de inhabilitación para cargos públicos. También podría ser inhabilitado el exportavoz de ese gobierno, Francesc Homs, que será juzgado por el Tribunal Supremo por los mismos hechos.

Además, la presidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell, está también siendo investigada por desobediencia tras permitir el debate y la aprobación de una resolución que definía los pasos a seguir por la región hacia su independencia.